Negocios de venta y reparación de baterías refuerzan inversiones en Costa Rica

Cadenas con planes de expansión y mejora de locales

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Ante un mercado más competitivo, los negocios de venta y distribución de baterías automotrices recargan sus estrategias de inversión y expansión en Costa Rica y Centroamérica.

Algunas de las empresas que vienen trabajando con fuerza su posicionamiento en los últimos tres años, y lo seguirán haciendo, son Súper Baterías, la Casa de las Baterías y Baterías Raider.

La venta de baterías automotrices se encuentra inmersa dentro de la categoría general de venta de repuestos nuevos para automóviles, según clasificación del Ministerio de Hacienda.

Y justamente esa categoría ha crecido un 121,2% del 2010 al 2014, con un total de 836 locales al cierre de ese año, de acuerdo con datos de la Dirección General de Trbutación (DGT).

Nuevo modelo

Súper Baterías ha invertido del 2013 a la actualidad $1,5 millones en la apertura de una red de cinco servicios que operan en Panamá, así como en mejoras de los 35 centros que manejan en Costa Rica.

“Aquí en Costa Rica el enfoque ha sido mejorar la experiencia del cliente a través de sitios más amplios, con salas de espera y parqueos más cómodos”, informó Andrés Céspedes, gerente de operaciones de la cadena.

La empresa sostiene un crecimiento en sus ingresos de un 30% promedio anual desde que comenzó sus planes de expansión en el 2013.

Asimismo, la compañía invirtió alrededor de $50.000 para convertirse en franquicia y es el único negocio de este sector que se registra bajo este modelo en Costa Rica, informó Karol Fallas, directora ejecutiva del Centro Nacional de Franquicias (Cenaf).

También, están valorando ingresar a Nicaragua, pero no saben si lo harán con inversión propia o franquiciando.

Céspedes explicó que, por el momento, están trabajando con sus aliados comerciales el modelo de corner concept (local más pequeño y esquinero) y están negociando la apertura de ocho nuevos locales, lo que sería la primera venta como franquicia.

El canon de este servicio lo venden entre los $5.000 y $10.000. No obstante, el próximo paso es la comercialización de sus centros de servicios, los cuales franquiciarán con un canon de entre $15.000 y $20.000.

“Para Costa Rica, la oportunidad aún es grande. Bajo el modelo de corner concept, calculamos la apertura de al menos 25 locales más y, bajo el modelo de centro de servicio, de 10 puntos más”, detalló el empresario.

Presencia regional

La Casa de las Baterías, empresa con sede en Panamá, pero que cuenta con 10 locales en Costa Rica (donde tiene presencia hace más de 7 años), mantiene también una constante inversión en Costa Rica y la región.

Adrián Ureña, gerente de Ventas, aseguró que la empresa sostienen un promedio de aperturas de 1,5 locales al año.

Dentro de sus planes de expansión a corto plazo está la apertura de cuatro nuevas sucursales en el país y generar 15 empleos. Ahora, esta corporación tiene 43 sucursales propias en Centroamérica.

En este caso, cada una de las sucursales son propias y de momento no tienen planeado desarrollar el concepto de franquicia.

Ureña resaltó que las inversiones que han realizado varían de acuerdo con las zonas y el tamaño del local sin detallar montos.

Por su parte, entre las distribuidoras locales que también están reforzando sus operaciones con vigor, está Baterías Raider.

Esta empresa ha incrementado del 2013 a la fecha un 20% sus compras de productos al exterior de acuerdo con su aumento en la distribución, comentó el gerente general, Marino Quesada.

En ese periodo, sumó a su cartera de clientes 48 puntos de venta, para llegar a un total de 430 distribuidores en todo el país.

Además, en el último año empezó a importar desde Perú una nueva línea de baterías selladas.

Y es que sus planes están enfocados en continuar con una mejor logística y distribución. Por eso, planea invertir al menos ¢200 millones a partir del 2016 en mejorar la planta de 1.500 metros cuadrados que tiene en Grecia.

Sostenbilidad y financiamiento