United Airlines atrae a pasajeros con mejor comida

En lugar de papas fritas, chocolates y bananas los pasajeros en vuelos de al menos 1.300 kilómetros podrán optar por focaccia de pollo y mozzarella o baguette de pavo con queso suizo


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

United Airlines intenta ganarse los corazones de los viajeros frecuentes por negocios, apelando a sus estómagos.

La empresa ensaya diversas maneras de recuperar a los pasajeros frecuentes que la abandonaron por otras empresas tras su problemática fusión con Continental Airlines. Por eso está mejorando los menús de primera clase y reemplazando las meriendas con comidas completas en sus vuelos más breves.

Los cambios anunciados hoy, jueves, significan que en lugar de papas fritas, golosinas de chocolate y bananas los pasajeros en vuelos de al menos 1.300 kilómetros (800 millas) podrán optar por focaccia de pollo y mozzarella o baguette de pavo con queso suizo. En la actualidad se sirven comidas completas en vuelos de 1.500 kilómetros (900 millas) o más, y que duran casi dos horas.

Los pasajeros en 13 rutas adicionales como Houston-Des Moines recibirán la comida completa a partir de febrero.

American Airlines ha optado por lo contrario, eliminando las comidas calientes en vuelos de menos de 1.600 kilómetros (1.000 millas) a partir del 1 de septiembre. El cambio, que disgustó a muchos viajeros frecuentes, es parte de la fusión de American con US Airways, pero dará comidas en algunos vuelos de US Airways que hasta ahora solo servían meriendas. Delta Air Lines solo sirve comidas en primera clase en vuelos de más de 1.500 kilómetros (900 millas) .

Esto significa que United ofrecerá comidas en más vuelos breves que sus competidoras, aunque cada aerolínea hace excepciones para rutas de negocios cruciales como el viaje de 1.176 kilómetros (731 millas) entre Nueva York y Chicago.

Este mes, United reemplazó la opción entre dos ensaladas por cuatro opciones de comidas más completas. En los próximos meses agregará vino espumante Prosecco a su menú de bebidas.

"Los clientes no deberían verse obligados a hacer sacrificios solo por viajar en un avión" , dijo Todd Traynor-Corey, el gerente de la empresa a cargo de diseño de comidas.

Sin embargo, pero en un sector conocido por sus estrechísimos márgenes de ganancias, la comida siempre ha sido blanco de reducción de costos. Cada año las aerolíneas estadounidenses transportan a 645 millones de pasajeros en rutas interiores, por lo cual cada pequeña decisión sobre alimentos tiene consecuencias grandes. En los años 80, el director general de American Airlines Robert Crandall tomó la célebre decisión de eliminar una aceituna de cada ensalada. El concepto era que los pasajeros no se darían cuenta y la empresa ahorraría $40.000 anuales.

Sostenbilidad y financiamiento