Peticiones se podrán presentar hasta el 30 de agosto

Por: Ana Cristina Camacho Sandoval 12 julio, 2013
Los interesados en solicitar el Pago por Servicios Ambientales por reforestación y sistemas agroforestales podrán hacerlo hasta el 30 de agosto
Los interesados en solicitar el Pago por Servicios Ambientales por reforestación y sistemas agroforestales podrán hacerlo hasta el 30 de agosto

El Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) abrió un nuevo período para recibir solicitudes para el Pago por Servicios Ambientales (PSA) en la modalidades de reforestación y sistemas agroforestales.

La decisión de dar un tiempo adicional a los interesados en recibir beneficio económico por la protección de bosques se tomó tras la solicitud de la Oficina Nacional Forestal (ONF), entidad que argumentó la necesidad de incentivar el cultivo de árboles, dado los grandes beneficios que genera en el ámbito económico, social y ambiental.

Con esta ampliación de plazo, los dueños de plantaciones forestales y de sistemas agroforestales podrán presentar sus peticiones de PSA hasta el 30 de agosto.

Johnny Méndez, director ejecutivo de la organización no gubernamental Comisión de Desarrollo Forestal (Codeforsa), en representación de la entidad, apoyaba la idea de ampliar el período aduciendo que esto permitiría a organizaciones y empresarios reforestadores e ingenieros forestales presentar las solicitudes pendientes para optar por el PSA en ambas modalidades.

La solicitud de la ONF y de Codeforsa fue aceptada inmediatamente por el propio ministro de Ambiente, René Castro, y otros miembros de la junta directiva de Fonafifo.

En criterio de Alfonso Barrantes, director ejecutivo de la ONF, "es fundamental incrementar el cultivo de árboles para producir la madera requerida para el embalaje de productos, la construcción y la mueblería. De esta actividad dependen más de 16.000 familias, genera más de $284 millones de valor agregado y contribuye dedicidamente al logro de la meta de carbono neutralidad del país". Con lo anterior se refiere a la generación de empleo en todas las etapas del proceso: desde la siembre, cosecha, industrialización de la madera y la comercialización.

Como se recordará, hay una meta país de plantar 7.500 hectáreas durante este año, en parte por seguir con el programa de recuperación del área forestal del país, y también para compensar las emisiones de carbono.