Crece disputa en negocio de aditivos para combustible

Decreto propuesto por el Gobierno dividió el mercado y deja en jaque a algunos distribuidores

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La posible entrada en vigor de un decreto sacó a relucir un conflicto de años entre los distribuidores de aditivos para combustible.

Este decreto —impulsado por los ministerios de Ambiente y de Salud— ya salió a consulta pública y está en proceso de revisión.

Si entra en vigencia, regulará los máximos permitidos de ciertas sustancias en la gasolina.

Un sector saldrá perjudicado e inclusive podrían perderse algunas inversiones en el país, pues los productos que comercializan o planean introducir tienen estos componentes.

Aunque la justificación del Gobierno para impulsar esta legislación es cuidar la salud humana, la industria enfatiza en que sus respectivos productos han sido probados con base en estándares internacionales de salud y, bien aplicado, no genera afectación alguna.

En el otro extremo están los productos que no tienen estos compuestos químicos y que, más bien, la entrada en vigencia del decreto les abriría un mercado más firme a nivel nacional.

Un aditivo para combustible es un compuesto químico que se agrega en pequeñas cantidades con el objetivo de mejorar la combustión, explicó el consultor José Navarro. La mezcla ahorra combustible para el usuario y disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero.

Algunos pueden aplicarse directamente al tanque de combustible de un vehículo, mientras que otros requieren una mezcla previa desde el tanque de abastecimiento de la gasolinera o inclusive desde la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope).

¿Por qué las diferencias?

El debate entre los distribuidores se centra en si el aditivo daña o no la salud humana y el vehículo.

Por ejemplo, el decreto regularía la presencia de aromáticos, benceno, manganeso, hierro y fósforo, entre otros químicos.

Varias de las alternativas que ofrece Importadora Quigo tendrían problemas con los nuevos lineamientos.

“La protección de la salud de las personas y el ambiente es una tarea propia del Estado. Sin embargo, estamos en la mejor disposición de otorgar la documentación necesaria para verificar los estándares de calidad de nuestros productos”, indicó Lourdes Gonzalez, gerente de Operaciones y Logística.

Otro caso es Afton Chemical, propietarios de la marca MMT, que aún no opera en Costa Rica ni tiene distribuidores aquí.

Sin embargo, Jesús Bravo, gerente de Cuenta Combustibles, indicó que están anuentes a introducir sus aditivos, pero con los estándares propuestos no podrían.

“Nos hemos reunido con tomadores de decisión clave de Costa Rica para asegurarnos que todos ellos reciban evidencia relevante que respalde una decisión favorable en relación al uso de este producto”, comentó Bravo.

Caso contrario es Enviro Petroleum, que recién ingresó a Costa Rica y ha entablado conversaciones con autoridades de Gobierno para comercializar su producto EnviroPlus desde las estaciones de servicio.

Luis Castro, CEO de la empresa, comentó que se requiere esta legislación para proteger la salud de los costarricenses.

“La prohibición de estos productos garantizará un aire más limpio para respirar”, añadió.

En negociaciones similares está Eco Energetics, que desea vender su aditivo RxP, informó su gerente Juan José Lao.

Camino de fantasmas

Estudios científicos han comprobado que altas concentraciones de ciertos aditivos producen saturnismo (envenenamiento por plomo) y Alzheimer. Pueden también afectar el funcionamiento normal de los motores en algunos modelos.

Poco a poco, la misma industria se ha ido limpiando de estos compuestos debido a legislaciones más rígidas.

Sin embargo, los fantasmas quedan sobre los empresarios actuales y demostrar que son alternativas diferentes les es difícil.

Bravo, de Afton Chemical, externó que su interés es educar a los consumidores para que puedan distinguir que, lo que hasta ahora ha sido conocido en Costa Rica como MMT, es en realidad otro compuesto y no el que ellos distribuyen.

“El MMT original, el nuestro, ha sido aprobado por la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de Estados Unidos y registrado en la Unión Europea por el Chemical Management System y es usado en más de 50 países en el mundo para mejorar el octanaje de los combustibles”, aseguró.

Juan Carlos Gutiérrez, gerente de Ventas y Comercialización de Apuqueña Car, indicó que el decreto no afecta la distribución de su aditivo Meca-Run. Sin embargo, han tenido poca apertura por parte del Gobierno para poder aplicarlo a nivel país.

“Es desalentador haber tenido reuniones con personeros del Minae y no tuvimos respuesta positiva por parte de ellos. No queremos pensar en el traslado a otros mercados del área centroamericana, como ya lo han hecho otros”, opinó Gutiérrez.

Sostenbilidad y financiamiento