La jefa de estrategia de inversiones en Aldesa se ha encargado de reivindicar el análisis y los pronósticos para un sector que no estaba acostumbrado a ellos.

Por: Mario Bermúdez Vives 23 noviembre, 2013
Adriana Rodríguez Avilés
Adriana Rodríguez Avilés

En el implacable y siempre dinámico mundo de los mercados y las inversiones, hay que ganarse el derecho de piso. Y la pasión por su trabajo le permitió a Adriana Rodríguez destacar en un ambiente en el que la juventud suele verse como la otra cara de la experiencia.

Es que para inversionistas curtidos, con años de lidiar con bolsas y valores, que una persona joven llegue a darles consejos genera disonancia. Y si se trata, además, de una mujer, el reto es mayor en un sector tradicionalmente dominado por hombres.

Pero Adriana Rodríguez no se amilanó con este desafío, e incluso, elevó el estándar. No solo se trataba de seguirle la pista a los mercados, sino de analizarlos y buscar tendencias, en medio de los vaivenes diarios.

Se trata de una vocación que cultivó desde las aulas. Siempre tuvo claro que lo suyo eran los vaivenes de mercados y de inversiones, desde que estudió en la UCR, al punto que empezar a trabajar en puestos de bolsa fue natural.

Sin embargo, aunque fue natural para ella, incorporarse a este mundo tampoco fue fácil. “Antes era más difícil, se tenía menos información y el mercado era menos maduro, había menos participación privada y más restricciones”, dice.

¿Su fórmula para lograr ascender en este trabajo? Ante mercados que nunca duermen, quien quiera entenderlos, nunca debe desconectarse.

Es un campo donde no solo hay que interpretar: se requiere saber buscar la información. “La información no es tan expedita en Costa Rica como en otros lugares, ni tan manejable. Es un valor agregado que damos en Aldesa”, expresó.

Y también está el atreverse a los pronósticos, algo poco usual en el medio costarricense, conservador en esta materia.

Por supuesto que siempre puede aparecer un “cisne negro” (un evento impredecible que afecta todo lo previsto), pero si el análisis es riguroso, esto se minimiza, y los clientes terminan por entender que no todo se puede controlar.

Así, Rodríguez lo toma con serenidad. Los cisnes negros no la desvelan, pero sí el comportamiento de los mercados. Siempre está atenta a un nuevo dato, a la evolución que muestran. “Para mí no es algo que me canse”.

Ello no implica que no tenga balance en su vida. Le gusta leer, sin tener una materia o autor favorito. Se casó en enero de este año, y encuentra espacio en su agenda tanto para salir a correr y hacer ejercicio, como para jugar con su perro.

En detalle

Formación: Economista, licenciatura en la UC. Estudia finanzas en programa CFA.

Fecha de nacimiento: 1 de setiembre de 1981.

Trayectoria profesional: Puestos de bolsa en HSBC y Acobo. Es jefa de estrategia en Aldesa.