Por:  15 octubre, 2013
Iberia supone, tras la nueva imagen, una subida potencial de los ingresos de la firma de entre 6 y 8 puntos porcentuales.
Iberia supone, tras la nueva imagen, una subida potencial de los ingresos de la firma de entre 6 y 8 puntos porcentuales.

La aerolínea Iberia estrenó este martes su nueva marca corporativa que, tras 36 años sin apenas cambios, mantiene los colores rojo y amarillo de la bandera española y la imagen de la Corona española.

La nueva marca de Iberia ha supuesto una inversión "millonaria", que será paulatina, tras un proceso de transformación que se inició hace tres años y que se completará en otros tres más, agregó.

El consejero delegado de Iberia, Luis Gallego, aseguró que no se trata sólo de cambiar el logotipo, sino que la nueva marca "va más allá" y se reconocerá en todos los productos que ofrece la compañía.

La nueva imagen también se extenderá a su filial de bajo costo, Iberia Express, y a su aerolínea franquiciada, Air Nostrum, indicó.

Además de en los aviones, la nueva imagen será visible en los aeropuertos en los que opera Iberia -estará presente de forma especial en la T4 de Madrid-, en las revistas de a bordo, en los uniformes del personal de la compañía, en los edificios corporativos y en todos aquellos elementos que son propios de Iberia.

Se trata de un cambio gradual que los clientes empezarán a percibir en noviembre, cuando comience a operar el primer avión con el nuevo logotipo de Iberia, concretamente el quinto Airbus A330 que recibe la compañía, equipado con las nuevas cabinas de business y turista.

El presidente de Iberia e International Airlines Group (IAG) -sociedad resultante de la fusión de Iberia y British Airways- recordó que los símbolos que identifican a Iberia siguen estando presentes y agradeció a la Casa Real española su autorización para seguir utilizando la imagen de la Corona en el fuselaje de sus aviones.

Al avión que la compañía recibirá en noviembre y que llevará el nombre de Juan Carlos I seguirán otros tres pendientes de entrega, mientras que Iberia analiza si ejecutará las ocho opciones adicionales de las que dispone de este mismo modelo.

La nueva imagen de Iberia contribuirá al objetivo "esencial" del plan de futuro de la compañía: "lograr una Iberia fuerte, moderna, competitiva y protagonista en el sector aéreo" .

La elaboración de la nueva estrategia de marca es fruto de un proceso de investigación en el que se ha recabado la opinión de cerca de 9.000 personas, entre empleados y clientes, y que ha contado con un profundo análisis del sector, según el director comercial de Iberia, Marco Sansavini.

El peso de la marca en la decisión del cliente alcanza hasta un 20%, por lo que Sansavini calcula que la nueva imagen de Iberia puede suponer una subida potencial de los ingresos de entre 6 y 8 puntos porcentuales.