Período de administración judicial durará unos seis meses y durante ese período se buscará un comprador

Por: Agencia AP 2 mayo
El Gobierno italiano presentará las condiciones de un préstamo puente para mantener a Alitalia en funcionamiento durante el período de intervención, que será de unos seis meses.
El Gobierno italiano presentará las condiciones de un préstamo puente para mantener a Alitalia en funcionamiento durante el período de intervención, que será de unos seis meses.

Milán. Alitalia, la aerolínea italiana de bandera, inició este martes 2 de mayo su segundo período bajo administración judicial en una década, a falta de otra opción después que los trabajadores rechazaron un plan de relanzamient  o  que hubiera permitido nuevas inversiones, anunció el directorio de la empresa.

El directorio expresó su "profundo pesar" porque los trabajadores votaron contra el plan mediado por el gobierno, que suavizaba los recortes previstos de empleos y salarios.

Dijo que el desenlace lo obligaba a una reorganización ante la imposibilidad de destrabar los 2.000 millones de euros ($2.200 millones) en inversiones tanto del accionista administrador Etihad como de un consorcio de inversores italianos encabezado por los dos bancos principales del país, que controlan el 51% del paquete accionario.

El ministro italiano de desarrollo económico ha dicho que el período de administración judicial, cuyo objetivo es ayudar a las empresas a evitar la quiebra, durará unos seis meses y durante ese período se buscará un comprador.

Se prevé que el ministerio del Tesoro presentará las condiciones de un préstamo puente para mantener la aerolínea en funcionamiento durante el período, que abarca la temporada turística de verano.

Alitalia, todavía controlada por Etihad, ha declarado que los vuelos se cumplen a horario.

Se espera que el gobierno designe un administrador en las próximas horas.

Alitalia pidió la quiebra en 2008, cuando todavía era una empresa estatal, pero evitó la liquidación cuando el entonces premier Silvio Berlusconi organizó a un grupo de inversores italianos para intervenir en el proceso de privatización. Etihad adquirió el 49% del paquete accionario en 2014.