Futuro sombrío para mercado automovilístico europeo

La matriculación de vehículos nuevos se desplomó en marzo un 10,2% en los países de la Unión


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Los meses pasan y las ventas de vehículos en Europa no mejoran. En marzo se registró una nueva caída, para cumplir 18 meses consecutivos, y los analistas mantienen sus sombrías previsiones para 2013 explicando en clave psicológica la morosidad del mercado.

La matriculación de coches nuevos se desplomó en marzo un 10,2% en los países de la Unión Europea, donde las ventas de automóviles caen desde hace 18 meses ininterrumpidamente, anunció el miércoles la Asociación Europea de Fabricantes Automovilísticos (ACEA). En total, se vendieron 1,307 millones de vehículos.

Solo los coches de lujo o de alta gama se salvan: las ventas de Mercedes crecieron un modesto 0,6% y las de Jaguar, que forma parte del grupo indio Tata Motors, un 21,2%.

En los 27 países de la UE, el sector sigue una caída imparable que tuvo en 2012 su punto álgido. Con 12 millones de unidades vendidas, el mercado se retrotrajo a su nivel de 1995.

Y en el primer trimestre del año, las cosas no han hecho más que ir a peor: se matricularon 2,9 millones de coches nuevos en Europa, un 9,8% menos que en el mismo periodo del año anterior.

Para Carlos Da Silva, analista de IHS Automotive en París, "no hay razón para que el mercado automovilístico europeo esté tan deprimido".

"Es cierto que hay crisis, pero también lo está en la cabeza y los actores potenciales están al acecho de la mínima señal positiva de la economía antes de dar el paso", explica.

Según el experto, el hecho de que las marcas de lujo estén mejor relativamente que el resto es sintomático. "Con relación a 2010 o 2011, los que compran hoy vehículos tienden a comprar coches un poco más caros o un poco más grandes, lo que demuestra que hay un componente psicológico en las estadísticas", dice.

"No todo el mundo ha perdido el empleo durante la crisis, pero el clima ha creado una pérdida de confianza que penaliza las grandes inversiones como las del coche", confirma Bertrand Rakoto, analista de RL Polk.

Entre los generalistas, el italiano Fiat resistió (-0,8%), mientras que el estadounidense General Motors cayó 12,8% y el francés PSA, 16,0%.

El también francés Renault cayó un poco menos en el mercado europeo (-9,6%) gracias al buen resultado de su marca de bajo costo Dacia, cuyas ventas crecieron 20,2% en marzo.

La marca surcoreana Kia vendió un 3,7% más, mientras que las ventas de su compatriota Hyundai cayeron un 9,5% en el mercado europeo.

Entre los mercados más importantes, solo el británico arrojó números verdes, con un aumento del 5,9% de las ventas en marzo, según la ACEA.

En cambio, en Francia cayeron 16,2%, en Italia 4,9%, en Alemania 17,1% y En España, un 13,9%.

"Esperamos que 2013 marque el punto de inflexión", dice Carlos da Silva, quien espera que cambien las cosas en 2014, ya que ante el envejecimiento del parque móvil europeo, las empresas tendrán que renovarlo.

Menos optimista, Bertrand Rakoto prevé un año más difícil de lo previsto. "La recuperación va a ser más débil de lo que esperábamos para el próximo año", dice.

El mercado europeo no va a salir indemne de la crisis y "no va a recuperar su nivel de antes de la crisis, cuando las ventas anuales rondaban los 15 millones de vehículos", dice.

Sostenbilidad y financiamiento