Por: Ana Cristina Camacho Sandoval 3 junio, 2013
Varios sectores agrícolas participan en el proceso de consulta pública para revistar la norma de agricultura sostenible de Rainforest Alliance
Varios sectores agrícolas participan en el proceso de consulta pública para revistar la norma de agricultura sostenible de Rainforest Alliance

Representantes de las empresas Chiquita Brands, Coopedota, Coopemontecillos, Coopronaranjo, Banacol y de los sectores arroceros, piña y ganaderos se dieron cita el pasado 17 de mayo en el proceso de consulta pública para uniformar criterios en la revisión de la norma para agricultura sostenible de Rainforest Alliance.

En realidad se trata de tres normas en una sola temática: la norma de agricultura sostenible, la norma para sistemas sostenibles de producción ganadera y la norma para certificación de grupos.

El propósito de la consulta es recoger criterios para integrarlos a todos los demás países que desarrollan el mismo proceso y que permitan renovar la norma con miras a que se convierta en una herramienta más confiable, actualizada y acorde con las necesidades del sector. Es una norma que rige para todas aquellas empresas agrícolas y agroindustriales que quieren exportar sus productos con certificación.

Ya la norma existe desde hace muchos años pero desde hace unos cinco años surgió la necesidad de revisarla, y actualmente se está en la segunda rona de consultas; en el 2008 se hizo la primera. La idea es tener un primer borrador del reglamento para que esté lista y publicado en el 2014 y en cuestión de cuatro años se pueda capacitar e implementar los cambios.

Esta consulta se realizó para grupos de productores y fincas agrícolas y ganaderas. Una vez que se aprueba por parte del Comité Internacional de Normas y por la junta directiva de la Rainforest Alliance (RAS), será vinculante para auditorías un año después.

Nueva temática

Según explicó Oliver Bach, director de normas y políticas de la secretaría de la Red de Agricultura Sostenible, el propósito de la RAS es adaptar estas normas a los escenarios de pequeños productores, que representan un 90% de las fincas certificados en el sistema de RAS, insertar los módulos adicionales a la norma, trabajar con instrumentos más innovadores y facilitar la interpretación y calificación de criterios durante el proceso de auditorías.

Dentro de la estructura de la norma, se encuentran temas que se mantendrán de la norma original y otros que se incorporarán como nuevos. Entre los primeros están especificaciones de aplicabilidad para fincas grandes y pequeños productores.

De los temas nuevos están el de productividad y calidad del producto, salario e ingresos dignos, seguridad alimentaria y equidad de género, adaptación al cambio climático, eliminación de especies invasivas, lista de plaguicidas prohibidos y eliminación progresiva basada en parámetros técnicos.

En general, la norma abarca criterios relativos a conservación de ecosistemas, protección de vida silvestre, gestión de recursos hídricos, conservación de suelos, manejo integrado de cultivos, relación con comunidades, condiciones de trabajo, salud, seguridad, bienestar animal.

Bach detalló que el 30 de junio se vence el plazo para discutir el primer borrador; la segunda ronda terminará entre octubre y noviembre, pero antes deben hacerse pruebas en diferentes sectores.

Actualmente se están haciendo talleres en 20 países, incluido Costa Rica, sobre banano, piña, arroz, ganado y café.

Las nuevas normas cubren todos los cultivos certificables como café, cacao, banano, caña de azúcar, palma aceitera y piña. Abarca también sistemas de producción ganadera y de arroz en África, América, Asia, Europa y Oceanía.

El experto contó que cuando la norma esté lista, en su primer año de vigencia se implementará en un 70%, hasta que en el quinto año que debe ser implementado en el 90%. Incluye 10 principios básicos, varios criterios críticos, otros de mejora continua y está pensado para ser de aplicaicón diferente en plantaciones y para pequeños productores.

Por ejemplo, en la lista de plaguicidas prohibidos se incorporará el bromuro de metilo; se incluyen también aquellos que causan cáncer en personas.