La marca le permite a sus clientes diseñar su propia alfombra por medio de cuadros que tienen una dimensión de 50 por 50 centímetros

Por: Cristina Fallas Villalobos 3 noviembre, 2015
Los cuadros de alfombra, con una dimensión de 50 por 50 centímetros, se unen entre ellos y no se pegan al piso.
Los cuadros de alfombra, con una dimensión de 50 por 50 centímetros, se unen entre ellos y no se pegan al piso.

La cadena estadounidense de alfombras modulares, Flor, abrió el pasado 28 de octubre su primera tienda en Costa Rica.

El local, que se ubica en Plaza Tempo, tiene un espacio de 54 metros cuadrados y requirió de una inversión de $200.000. Su apertura generó tres empleos.

Federico Carvajal, director comercial de la marca en Costa Rica, explicó que la empresa le permite a sus clientes diseñar su propia alfombra por medio de cuadros que tienen una dimensión de 50 por 50 centímetros.

"Se colocan con los FlorDots, los cuales unen los cuadros entre ellos pero no al piso, permitiendo sustituir un cuadro en caso de que ocurra algún accidente o para cambiar el diseño de la alfombra sin afectar la superficie del piso", agregó.

Otra de las características que destaca es que el producto es elaborado dentro de una política de conciencia ambiental con materiales 100% reciclados y reciclables.

"Compañías como Facebook, Amazon, Macy's, Nike, Google, Channel y Microsoft utilizan Flor, no solo por el diseño que logran dar a los espacios, si no también porque son productos desarrollados con una conciencia ambiental y con altísima calidad", destacó Bryan Justus, director comercial de Flor Estados Unidos.

En Costa Rica, la empresa tiene disponible 120 modelos de alfombras de diferentes colores y texturas.

Etiquetado como: