Operadores de la franquicia estadounidense consideran que aquí no tendrán competencia

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 8 agosto, 2013
En promedio, cada restaurante de Chuck E. Cheese's tiene entre 450 y 500 sillas y entre 80 y 120 parqueos. Su sistema Kid Check permite que los niños no salgan sin el adulto que los acompaña.
En promedio, cada restaurante de Chuck E. Cheese's tiene entre 450 y 500 sillas y entre 80 y 120 parqueos. Su sistema Kid Check permite que los niños no salgan sin el adulto que los acompaña.

Un concepto que combina entre 80 y 90 juegos para niños de los 2 a los 12 años, con un servicio de restaurante familiar especializado en pizza, llegará a Costa Rica en el 2014 bajo el amparo de la cadena estadounidense Chuck E. Cheese's.

Corporación Álvarez y Marín es la empresa costarricense que obtuvo los derechos de la marca para nuestro país, según confirmó a EF, Adriana Álvarez, directora ejecutiva de la compañía fundada por el político y empresario Antonio Álvarez Desanti y su esposa Nuria Marín Raventós.

De acuerdo con Álvarez, la meta es abrir tres restaurantes en cuatro años. El primero llegaría en el tercer trimestre del 2014 y se ubicaría al oeste de la capital en un terreno que aún se encuentra en negociación. San José este y Heredia son las otras locaciones que la empresa está considerando.

En promedio, un restaurante Chuck E. Cheese's ocupa un espacio de 1.300 metros cuadrados, cuenta con entre 450 y 500 sillas, y de 80 a 120 lugares de parqueo.

La idea de la corporación es operar puntos stand alone, es decir, fuera de centros comerciales. Para hacerlo, tendrá que invertir en promedio unos $3 millones por local y dar empleo directo a un total de 150 personas, sin incluir los puestos indirectos que se generen por encadenamientos con proveedores nacionales.

Según Adriana Álvarez, en un principio, los fondos se obtendrán de capital propio pero no se descarta acudir al sector financiero en caso necesario.

Chuck E. Cheese's se une a una larga lista de nuevas franquicias de comida rápida, casual y familiar que ha llegado a Costa Rica en los últimos años.

Las más recientes en anunciar su llegada son los estadounidenses Johnny Rockets, cuyo primer restaurante abrirá en las próximas semanas en Lincoln Plaza, y Dairy Queen, heladería que estrenará espacios en la Avenida Central.

¿Sin competencia?

"En Estados Unidos es un concepto único e innovador y aquí también lo será. No creo que vayamos a tener competencia porque no hay un restaurante con este concepto de seguridad y ambiente amigable para los niños", comenta Adriana Álvarez.

De hecho, Chuck E. Cheese's fue catalogado como el restaurante de Estados Unidos número uno de ambiente amigable para niños por el ranquin de la empresa Technomic, consultora especializada en la industria de los restaurantes.

La marca registró su sistema Kid Check, que consiste en un sello con un mismo número para el niño y el adulto con el fin de que los pequeños no puedan salir del lugar sin la persona que tenga un sello coincidente.

Además, los restaurantes cuentan con decenas de juegos electrónicos de baile, carreras de autos, música y otros físicos como bolos que se acceden al comprar una ficha incluida en el combo de comida o bien, por separado.

En este video promocional, la marca explica ampliamente su concepto.

Otro de los distintivos de la cadena es su servicio de organización de fiestas. Alrededor del mundo, Chuck E. Cheese's se encarga de celebrar más de 2 millones de cumpleaños anualmente.

Sandwiches, alitas de pollo, ensaladas, papas y otros productos también forman parte del menú de Chuck E. Cheese's para atender a todo tipo de público familiar.

La marca opera 566 restaurantes en 48 estados de Estados Unidos y 17 en ocho países del resto del planeta. Luego de Panamá, Costa Rica será el segundo lugar escogido para la expansión dentro de Centroamérica.

Por su parte, Corporación Álvarez y Marín fue fundada en 1982 e integra al Grupo Calinda (dedicado al negocio bananero), Fiduciaria Brunca, una empresa inmobiliaria de condominios oficinas y otras de desarrollos turísticos (Proyecto Cañaveral de 685 hectáreas en Bocas del Toro, Panamá).

También participa en el mercado automotriz con la empresa Blintec y es socia del mall Multicentro en Desamparados y la cadena de restaurantes de comida rápida Wendy's.