Empresa realiza ajustes en estrategia ante la fuerte competencia en el sector

Por: Cristina Fallas Villalobos 30 julio, 2016
 La empresa se concentrará en ampliar el metraje de sus establecimientos.
La empresa se concentrará en ampliar el metraje de sus establecimientos.

Desde los primeros días de julio, es posible que le ofrezcan un plan de ortodoncia en 35 de los 96 puntos de venta de Casa Blanca.

También notará que algunos locales desaparecieron y otros fueron ampliados.

Estas son algunas medidas que implementa la empresa para mantenerse ante una competencia que también se aferra a la diversificación de productos y al otorgamiento de créditos.

Por ejemplo, Grupo Unicomer (La Curacao y Gollo) inició la venta de lentes y motocicletas, mientras que Grupo Monge (El Verdugo y Monge) recibió el permiso para abrir su financiera en mayo.

Casa Blanca trata entonces de ganar mercado como se evidenció en el último estudio Perfil del Consumidor, de EF.

Al consultar a los encuestados en cuáles lugares piensan si necesitan comprar un electrodoméstico, la empresa se posicionó en la tercera casilla y la cantidad de respuestas a su favor pasó de 29% a 41% entre 2014 y 2015.

El gerente de ventas de la compañía, Minor Alfaro, destacó que con las acciones que están implementando pretenden darles a sus clientes accesibilidad a servicios y bienes de manera ágil y fácil.

Uno de los principales aliados en esa tarea es su programa de financiamiento “A paguitos”, que tiene más de 150.000 usuarios.

Con esa línea, se lanzó al mercado asistencia en ortodoncia en alianza con el Centro de Ortodoncia Turnón. Este el primero de varios servicios que se presentarán en los próximos meses.

Para acceder al programa, primero se efectúa un análisis médico para determinar si la persona es candidata al plan de ortodoncia; seguido se debe cancelar una prima y, finalmente, el usuario cancelará cuotas en un plazo que puede alcanzar los 28 meses.

“Con el plan de ortodoncia, estamos facilitando el acceso a un servicio que tiene un costo elevado. Pensamos la incorporación de otros servicios, los clientes buscan más opciones”, dijo Alfaro.

Tiendas con mayor espacio

Otra decisión de la compañía fue ampliar el metraje de las tiendas de mayor tamaño, lo que conllevó al cierre de varios establecimientos con menor espacio.

La empresa no detalló cuántos locales dejaron de operar pero argumentó que quienes trabajaban en estos sitios fueron reubicados, manteniendo así una planilla de más de 700 personas.

“Nos dimos cuenta de que puntos de venta pequeños no nos permiten explotar todas las categorías que tenemos y que vamos a incorporar. Queremos locales superiores a los 500 metros cuadrados”, añadió el ejecutivo.

Asimismo, la firma está mejorando su sitio de ventas en línea, el cual será relanzado pronto. También está capacitando a sus colaboradores para mejorar el servicio al cliente.