Nuevo director país afirma que tratan de facilitar la relación con sus clientes

Por: Cristina Fallas Villalobos 6 diciembre, 2015
 Cemex afianza operación ante el futuro sombrío en construcción
Cemex afianza operación ante el futuro sombrío en construcción

Cemex Costa Rica tiene claro que si quiere mantener números positivos debe ver más allá del precio e innovar constantemente.

Su oferta ahora está compuesta por la venta de productos como el concreto, cemento y agregados. Pero también brinda los servicios de movimiento de tierras, diseño y construcción.

Aunado a esto, la firma ha decido implementar diferentes medidas para lograr ganarse la fidelidad de sus clientes de cara al próximo año, uno que no tiene aires de positivismo para el sector.

Sobre todas las acciones realizadas hasta la fecha, el panorama de la industria para el 2016 y otros temas, el nuevo director país de la empresa, Alejandro Ramírez, quien asumió el cargo a inicios de este año, habló con EF.

¿Cómo ve el mercado?

La demanda este año ha estado muy estable, no ha habido ni crecimiento ni caída, no obstante, ha habido algunos proyectos de infraestructura que se estarán terminando el año que entra, como la carretera Cañas-Liberia.

“Van a comenzar unos proyectos pequeños pero no van a compensar esa caída. En el caso de la infraestructura, se va a contraer doble dígito, mientras que vivienda y construcción comercial, pensamos que habrá un pequeño crecimiento, de medio dígito.

“Está también el tema de competencia: se ha hecho mucho más ruido con la entrada de las importaciones de lo que realmente ha sucedido. En este caso, la estrategia que tenemos es hacer irrelevante lo que haga el importador y también la otra cementera”.

¿Qué ha hecho la compañía en este momento por el que pasa la industria en nuestro país?

Lo primero es hacer más fácil la interacción con nosotros para que no pierdan su tiempo. Entonces, lanzamos una herramienta, My Cemex, en la que te metes, ordenas lo que quieres, pagas tus pedidos y hasta sabes cuándo se vencen las facturas.

“Una tercera parte de nuestras ventas se hace a través de la aplicación. También permitimos que los pedidos se hagan por correo y también por WhatsApp; nosotros hacemos un mejor futuro para nuestros clientes si le hacemos que su interacción con la compañía sea lo más fácil posible.

“Lo segundo es que hemos pasado de vender solo los productos a vender soluciones; por ejemplo, en vivienda, a un cliente le doy la opción de venderle cemento, concreto o agregados, que es lo básico, pero también lo puedo ayudar con movimiento de tierras. El movernos a soluciones nos permite tener a los clientes más cerca”.

En toda esa estrategia, ¿donde queda el tema del precio?

Es que si nada más te dedicas a bajar precio, y esa es tu estrategia, cualquiera lo pueda hacer.

“Yo quiero hacer que el precio no sea un factor, que reciba tanto valor con los demás servicios que les ofrecemos, que el precio no sea un factor. Que si se va un cliente con la competencia por el precio, les duela, que les haga falta el servicio que nosotros le ofrecemos”.

¿Qué espera después de que pase el próximo año?

Primero vamos a esperar cómo se comporta el 2016, ojalá que este equivocado, pero si es como estamos pensando, hay que esperar a que vuelva agarrar fuerza el mercado de la construcción.

“Nosotros pensamos que Costa Rica es un país que tiene mucho potencial y tenemos confianza en que va cambiar esta tendencia que se ha presentado. Por esto hemos invertido en este 2015”.

“Tenemos un proyecto que se desarrollará en tres fases y que tiene como fin incrementar la capacidad. Este año terminamos la primera fase con una inversión de más de ¢3.000 millones y que consistía en aumentar la capacidad de la empresa en un 10%. Las otras dos dependerán de cómo se comporte la demanda en 2016”.