Por: María Clara Vargas 21 diciembre, 2013

Este es el título de un hermoso libro para niños de todas las edades. Los padres disfrutarán leyéndolo a los que aún no saben leer.

Es sobre... ¡tiburones!

Cuando niña –recuerdo aquella canción que se oía en todas las radioemisoras: Tiburón tiburón, tiburón a la vista. Bañista... – me enseñaron que los tiburones eran animales odiosos, feroces, horribles.

Sin embargo, en mi juventud pude esnorkelear entre ellos sin problema. Bastaba con comportarse como un ser marino más, sin chapoteo ni alharaca.

Y más tarde en mi vida de ecologista vi la crueldad de los seres humanos hacia los tiburones: matarlos por placer, cortarles las aletas y tirarlos vivos de vuelta al mar, sangrantes, etc.

Y entre esos humanos crueles estamos los ticos.

Este libro que se llama La escuela del mar presenta, con humor y fantasía, los tiburones como lo que realmente son: parte vital de la cadena trófica, seres maravillosos que merecen vivir y que no hacen daño a nadie si no se los agrede.

Además, al final tiene muchas preguntas de esas que hacen todos los niños y niñas sobre los tiburones, y se responden de manera sencilla pero científica pues se escribió con la colaboración del oceanógrafo Ricardo Aguilar.

La autora, Lola Pereira, vive y trabaja en Costa Rica desde hace diecisiete años. Su familia de origen son pescadores de La Coruña, por lo que ama desde niña la vida del mar.

Lola decidió escribir el libro cuando una vez en Puntarenas quiso entrar con la televisión española a uno de los muelles y se lo prohibieron porque estaban aleteando. Pueden imaginarse su sorpresa y su horror. Actualmente Lola trabaja en conservación y con el Sinem: el Sistema Nacional de Educación Musical.

Recomiendo este libro para sus niños y niñas, bellamente ilustrado, que se publica gracias a un esfuerzo de la Municipalidad de Limón y el apoyo de diversas instituciones: Minae, Sinem, Ministerio de Cultura, Oceana y Pueblos Contados. Está de venta en la librería Lehmann.