Mayor abastecimiento aumentó fidelidad de clientes hacia una pulpería o supermercado específico

Por: Leticia Vindas Quirós 20 noviembre, 2013
Los consumidores hacen compras en las pulperías al menos una vez a la semana.
Los consumidores hacen compras en las pulperías al menos una vez a la semana.

Pese al aumento que se ha dado en los últimos dos años en la cantidad de supermercados, los costarricenses tienen segmentadas sus compras entre estos comercios y las pulperías, sin preferir uno sobre otro, lo que ha permitido mantener a ambas alternativas en el mercado.

Un estudio de GS1, dado a conocer este miércoles, indicó que el 67,58% de los consumidores encuestados asisten al supermercado para sus compras grandes, un promedio de cada 15 días; mientras que el 53% asiste a la pulpería semanalmente para compras menores.

La mayor variedad de productos ha hecho que las pulperías tengan capacidad para enfrentarse a los nuevos supermercados y a las cadenas de conveniencia. Los cambios en su estética y la implementación de productos frescos han sido también valores agregados que les ha permitido permanecer en la competencia.

Los supermercados también han hecho esta mejora en su inventario, lo que ha generado que el 64% de los consumidores asista siempre al mismo local, aumentando su fidelidad a una cadena. Este porcentaje creció un 40% en solo un año.

El 90% de los consultados indicó que siempre encuentra lo que busca en el supermercado, un dato que crece 10 puntos porcentuales desde el 2011.

Si no encuentran lo que buscaban, 59% lo compra en otro comercio (frente a un 52% en el 2012) y en este caso el factor de posponer la compra para otra visita prácticamente desaparece.

Un 77% de los ticos aprovecha sus visitas al supermercado para llevarse verduras y frutas frescas e incluso la carne, por lo que un 23% manifiesta que las verduras prefiere comprarlas en la feria del agricultor y un 35% prefiere comprar las carnes en la carnicería.

En cuanto a las compras inesperadas, un 44% compró productos que no estaban contemplados en la lista de compras, una tendencia que ha venido a la baja desde el 2011 con un 51%. De estos consumidores que compraron algo no planeado, un 53% lo hizo porque los productos que llevó estaban en oferta a un precio más bajo.

El estudio concluye asegurando que para un 89% de los clientes, el valor agregado más importante de un supermercado es la posibilidad de cancelar los servicios básicos en ese mismo lugar. Otros aspectos que se valoran por igual, aunque en mucha menor proporción, son los servicios de panadería y cafetería.

La encuesta se realizó, en setiembre, a 232 personas que salían de hacer sus compras.