Por: María Clara Vargas 7 septiembre, 2013

Las Rías Baixas conforman el conjunto de mayor movimiento de turismo gastronómico de toda Galicia. Un clima benigno y una gran riqueza pesquera, marisquera y vitivinícola la hacen unos de los focos turísticos más importantes del país.

Es famoso el dicho que los meses que mejor se comen los mariscos son los que llevan erre porque el fruto está desarrollado, con mejor textura, sabor y color. Típicamente se cocinan al vapor con laurel, y aderezados con ajo, perejil y limón. Los de mayor reputación son las almejas, mejillones, berberecho, ostra, nécora, centollo (una especie de cangrejo), pulpo, percebes (molusco que nace incrustado en las rocas) y langostas espinosas, además de pescados como lubina, rape, rodaballo y xoubas, sardinas muy pequeñas que se sirven asadas.

Su tierra produce los cogumelos o zetas gallegas, muy preciadas en la cocina actual. La carne de la ternera gallega tiene indicación geográfica protegida como muestra de calidad. Debe ser de animales menores de 10 meses, carne rosada y grasa blanca distribuida homogéneamente y de consistencia firme.

El enoturismo es el más destacado de la región. La denominación de origen de Rías Baixas con clima atlántico y suave es la cuna del prestigioso vino Albariño, un vino blanco de color amarillo pajizo, con aromas florales y frutales finos, intensidad media, frescos equilibrados y armoniosos para acompañar sus platillos regionales, en los que figuran la empanada gallega rellena de sofrito, pulpo a feira con pimentón y patatas, arroz con bogavantes, tomates y puerros, lenguado con salsa de albariño. El cocido de Lalín aprovecha todas las partes de la res y toma cuatro días de preparación, para terminar con un roscón de yemas acompañado con la queimada o aguardiente con azúcar, cáscara de limón y granos de café encendidos y quemados hasta bajar el nivel de alcohol.

Dentro de la ruta no puede faltar la visita a gran cantidad de restaurantes con cocina de autor y una Estrella Michelín, tres museos del vino y hoteles enoturísticos de la zona.