Por: Vineet Chopra y Sanjay Saint 31 agosto, 2014
Los negocios inclusivos son modelos empresariales sustentables que prosperan, brindándole oportunidades de crecimiento a microempresas y pymes.
Los negocios inclusivos son modelos empresariales sustentables que prosperan, brindándole oportunidades de crecimiento a microempresas y pymes.

Los negocios inclusivos permiten la participación de sectores de bajos ingresos en segmentos de cadenas de valor de las empresas, como suplencia, producción, distribución y ventas, generando nuevos empleos y capacidades técnicas con mejoras en sus condiciones de vida.

Este tipo de negocios no son filantropía ni responsabilidad social. Son modelos empresariales sustentables que prosperan, brindándole oportunidades de crecimiento a microempresas y pymes, sin detrimento de la generación de riqueza para sus accionistas. Pero existe el riesgo de no ponderar cuidadosamente los obstáculos, desafíos y pérdidas a los que se puedan enfrentar estas iniciativas durante su creación y desarrollo.

Por lo anterior, la implementación de los negocios inclusivos no es fácil, aun cuando desarrollos tecnológicos recientes, como el acceso universal a la conectividad móvil, prometen agilizarlos, hacerlos crecer y convertirlos en oportunidades de desarrollo.

 Mantener a los empleados de más edad en su empresa es rentable
Mantener a los empleados de más edad en su empresa es rentable

Sin embargo, faltan otras condiciones, como el acceso al financiamiento de la pequeña empresa, que obstaculizan la ejecución de iniciativas gubernamentales como la Estrategia Nacional de Empleo.

Los modelos de desarrollo económico convencionales no han logrado cerrar las brechas de pobreza. El cambio de paradigmas supone riesgos intrínsecos que requieren ser apalancados por instituciones que promuevan y atiendan el diálogo entre el sector empresarial, Gobierno y municipalidades.