Por:  31 enero, 2015
 Columna Puro Vino y más: Un viñedo en Santa Ana
Columna Puro Vino y más: Un viñedo en Santa Ana

Hace mucho tiempo que no me comía un asado a la chilena rodeada de un ambiente de campo, parras y uvas maduras listas para ser cosechadas. Una mesa larga en el jardín, llena de amigos, en una conversación casual y disfrutando buenos vinos, después de pasar un rato en el viñedo, probando y cortando uvas para luego pisarlas y sacarles el jugo. Lo mejor de todo es que no tuve que recorrer kilómetros para poder vivir esta experiencia. En Santa Ana centro, a cinco minutos de mi casa, Puro Vino organizó este evento en Zamora Estate. Un proyecto de Román Zamora, apasionado enófilo, que tras recorrer muchos viñedos del mundo entero, se decidió a ir contracorriente y montó su propio viñedo en Costa Rica. En sus más de 20 años de perseguir su sueño, ha experimentado con muchas variedades buscando las que mejor se adapten a las retadoras condiciones de humedad y lluvia propias de nuestro clima. No obstante, se las ha arreglado para cultivar las plantas de una forma casi orgánica, lo que aumenta la magia que rodea a este hermoso lugar. En sus dos hectáreas de viñedos, además de sus favoritas garnacha y cariñena, cultiva las tintas Isabella, una uva derivada de la especie Vitis labrusca , Cabernet Sauvignon , Merlot , Syrah y las híbridas francesas Marechal foch y Leon Millot , que se trajo desde Nueva Escocia en Canadá. También se trajo la Seyval blanc , su variedad blanca estrella, y asegura que hace parecer agua a la cautivadora Chardonnay . A pesar de la larga historia de experimentación, produce vino comercialmente hace solo 2 años. El tinto Z se vende en la propiedad y es producido por la empresa Viñedos del sol, quienes están por sacar la primera cosecha de blanco. Con la posibilidad de tener tres vendimias al año y la oportunidad de ver en un mismo viñedo uvas en reposo, recién podadas, en envero y listas para cosechar, Zamora es un oasis viticultural en la ciudad, digno de visitar.