Empresas redoblan esfuerzos para quitarle grasa y azúcar a sus productos

Tendencia mueve a las empresas a modificar composición de sus líneas para hacerlas más saludables

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

No basta con tener líneas de productos light para la población que lleva control de lo que come o desea tener una dieta balanceada.

Los consumidores demandan hoy que los productos “normales” también ofrezcan menos azúcar, menos grasa y aumenten el contenido de otros nutrientes, sin considerarse necesariamente como light .

Hacer este cambio en los componentes de un producto puede demorar años para las empresas.

Mario Montero, vicepresidente ejecutivo de la Cámara de la Industria Alimentaria (Cacia), indicó que se trata de una tendencia mundial que tomó fuerza desde hace unos tres años, lo que ha movido a las empresas a migrar paulatinamente la mayoría de sus recetas a versiones mejoradas y no conformarse solo con tener una única línea saludable.

“Ese es el futuro de la industria alimentaria, hoy no es mucho pero el consumidor irá aprendiendo y lo demandará cada vez más”, opinó.

La consultora Euromonitor señaló en su estudio “América Latina a dieta”, publicado este mes, que una de las principales razones de esta tendencia es el aumento de la obesidad en la región. El 36,6% de los latinos enfrentan esta condición.

Aunque en muchos países se ha tenido que cambiar la legislación para acelerar los cambios en las empresas productoras, en Costa Rica no ha sido del todo necesario, según Euromonitor.

Tomando en cuenta seis acciones que se han implementado en la región, como campañas de ejercicio y regulación de la publicidad, en Costa Rica, el único cambio legal fue el control de alimentos en sodas escolares.

En enero del 2012 entró en vigencia el Reglamento para el Funcionamiento y Administración del Servicio de Soda en los Centros Educativos Públicos , que obligó a reducir el nivel de grasa y azúcar en varios productos que consumen los niños y jóvenes en los centros educativos.

Fuera de este caso, los cambios en el país han sido en su mayoría una iniciativa empresarial.

“Es responsabilidad de la empresa privada e industria alimentaria poner a disposición este tipo de productos en el mercado nacional”, opinó Óscar Campos, gerente general de Numar.

Años de trabajo

Tras el reglamento, Dos Pinos fue la primera empresa modificó su Frescoleche y sus jugos con tal de permanecer en las sodas escolares. La marca redujo la grasa de un 3,5% a un 2% y el azúcar en un 50%.

Aunque pareció un cambio de la noche a la mañana, no fue así, indicó Bernardita Cerdas, gerente de Mercadeo Corporativo.

La empresa ya venía trabajando en hacer sus productos más nutritivos, sin sacrificar sabor.

Por su parte, Gisela Sánchez, gerente de relaciones corporativas de Florida Ice & Farm (Fifco), informó que en los últimos años han implementado una reducción paulatina del contenido de azúcar en algunos productos.

“ Los consumidores en todo el mundo buscan cada vez más productos con más y mejor contenido nutricional”, añadió.

Sylvia Alvarado, gerente de Asuntos Corporativos de Mondelez International (Kraft Foods), detalló que desde el 2010 la empresa se puso la meta de reducir un 10% el contenido de sodio en las galletas para el 2014.

Otro gran cambio en varias empresas ha sido la eliminación total de las grasas trans .

Tal es el caso de Grupo Nutresa (Pozuelo), Compañía Numar y Mondelez International.

Tanto Nutresa como Numar han estado reduciendo también el porcentaje de grasa normal en todos sus productos.

Santiago Builes, director de Operaciones de Grupo Nutresa, indicó que también han dedicado recursos a la investigación de materias primas naturales que sustituyan algunas de las que usan actualmente.

Los empresarios entrevistados coincidieron en que dichas mejoras otorgan un valor adicional a los productos que les ayuda en su posicionamiento.

Cambios fuera de receta

Las modificaciones en la receta de un producto vienen acompañadas de acciones complementarias por parte de las empresas.

Alvarado, gerente de Asuntos Corporativos de Mondelez International, agregó que además de los cambios en el perfil nutricional a nivel de grasa y sodio, la empresa modificó su estrategia ofreciendo más información a los consumidores y eliminando la publicidad de ciertos productos para niños entre 6 y 11 años.

“Ya no hacemos publicidad en escuelas”, manifestó Alvarado.

Grupo Nutresa, por su parte, trabaja en conjunto con Cacia y el Ministerio de Salud en iniciativas para combatir el sobrepeso en Costa Rica, que incluyen temas culturales y educativos para desarrollar hábitos balanceados de alimentación y actividad física de los niños y sus familias.

La tendencia ha movido también a que las empresas mejoren y amplíen las líneas que sí son consideradas light en uno o varios de sus componentes y además agreguen otros beneficios.

Numar, por ejemplo, pasó de tener solo una margarina con menos grasa a ofrecer una alternativa con reductores de colesterol, otra para niños con menos grasa y vitaminas, y una baja en sal.

Sostenbilidad y financiamiento