Supermercados perciben aumento en consumo de preparaciones en conserva, congeladas y frescas

Por: Cristina Fallas Villalobos 18 octubre, 2015
 La tienda de conveniencia Día Express, que pertenece al Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa), ofrece desde su apertura en agosto pasado una amplía oferta con opciones para desayunar, almorzar o cenar.
La tienda de conveniencia Día Express, que pertenece al Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa), ofrece desde su apertura en agosto pasado una amplía oferta con opciones para desayunar, almorzar o cenar.

Las comidas preparadas, a la venta en supermercados o tiendas de conveniencia, son incluidas cada vez más en la lista de compras de quienes no tienen el tiempo suficiente para llegar a casa y cocinar.

Ya sean preparaciones en conserva, congeladas o hechas de forma diaria, estas opciones han conquistado el paladar de los costarricenses para el desayuno, almuerzo o cena.

Según datos de Euromonitor Internacional, en el 2009, las ventas de comidas preparadas alcanzaron $2,9 millones, mientras que para el 2014 llegaron a $5,3 millones, lo que significa un crecimiento de 83%.

 Comidas preparadas llegan a más mesas en Costa Rica
Comidas preparadas llegan a más mesas en Costa Rica

Las categorías que presentan un mayor crecimiento son las de comidas listas congeladas y ensaladas preparadas, ambas con un repunte del 100%.

El aumento en la demanda de ese tipo de productos es percibido por cadenas de supermercados –como Walmart, Gessa y Auto Mercado– y por empresas de la industria alimentaria –como Alimentos ProSalud y Vigui–.

La oferta de productos incluye desde las conocidas pizzas congeladas hasta platillos preparados todos los días como el gallo pinto con huevo, arroz con pollo, arroz cantonés, pastas, frutas cortadas, ensalada rusa y otros.

 Comidas preparadas llegan a más mesas en Costa Rica
Comidas preparadas llegan a más mesas en Costa Rica

“Las comidas preparadas presentan un crecimiento importante. Cada día son más las personas que por falta de tiempo buscan este tipo de opciones que vienen listas para consumir”, aseguró Johnny Campos, gerente del Grupo Empresarial de Supermercados (Gessa).

Esta empresa vende pizza , alitas de pollo, papas a la francesa y enyucados en presentación congelada. Pero hace seis meses también ofrece opciones que se alistan diariamente en sus formatos Saretto, Día Express y Peri.

Su portafolio está compuesto por 20 alimentos que incluyen casados con carne o pollo, frutas, gallo pinto y sándwich, entre otros. El precio promedio es de ¢1.940.

Consumo de comidas preparadas
Consumo de comidas preparadas

El gerente explicó que los productos con los que abastecen sus locales son preparados tanto por proveedores externos –cuando requieren una mayor elaboración– y por personal propio que cocina en sus cafeterías.

Auto Mercado, por su parte, tiene su propia planta industrial en la que se elaboran un 91% de los productos que comercializan.

Su oferta incluye aproximadamente unas 85 preparaciones, entre ellas, arroz con pollo, gallo pinto, ensaladas con hojas variadas e ingredientes como quinoa, arándanos, queso feta y otros.

Dinia Alfaro, coordinadora de comidas preparadas de la empresa, mencionó que el costo de estos alimentos no supera los ¢3.500 y que pueden ser comprados tanto en los 17 Auto Mercado como en la mayoría de los Vindi.

“La aceptación de este tipo de comidas ha sido excelente. En el transcurso de los años hemos crecido muchísimo (brindan el servicio desde el 2005). El estilo de vida tan ajetreado hace que más consumidores opten por este tipo de alimentación”, agregó Alfaro.

Esta tendencia hizo que la empresa también haya inaugurado una zona de comidas en el Auto Mercado de San José y un área donde se pueden comprar sánd- wiches de carne ahumada o snacks en Multiplaza Escazú.

A Gessa y Auto Mercado, se suma Walmart, que no se ha limitado solo a comercializar comidas preparadas que estén congeladas o en conserva, sino que elaboran de forma diaria alimentos más frescos a través de los servicios que ofrecen asociados a la cadena de supermercados.

Entre los alimentos que están a la venta en los Walmart y en algunos Maxi Palí, están sopas, plátanos, picadillos, postres, frijoles, carnes rojas y blancas.

“La comida preparada le da una ventaja a la persona que busca una solución rápida y con buen precio para suplir el almuerzo o cualquier otra comida y ahorrarse tiempo en la preparación”, detalló Yolanda Fernández, gerenta de Asuntos Corporativos de Walmart México y Centroamérica.

Además, destacó que la aceptación hasta el momento ha sido excelente pero que de manera continua procuran conocer las necesidades de sus clientes y así incentivar un mayor consumo.

Más opciones

Otras firmas que han encontrado un buen negocio en la venta de comidas preparadas son Alimentos ProSalud y Vigui.

La primera ofrece su marca Oria, desde setiembre del 2014. Se trata de pechuga de pollo disponible en seis diferentes presentaciones: en salsa de hongos, en su caldo, a la barbacoa, con garbanzos, mostaza miel o a la italiana. Su precio sugerido es de ¢1.300.

Federico Vega, gerente de servicios de Mercadeo, explicó que, en la mayoría de las cadenas, Oria representa actualmente más del 80% de la venta de la categoría.

Vigui lanzó recientemente tres tipos de pastas preparadas (Alfredo, Pomodoro y Cheddar), las cuales se pueden adquirir en dos presentaciones: en bandeja para calentar en microondas o en bolsa.

“Va dirigida a un consumidor que tiene poco tiempo pero necesita alimentarse saludablemente. El promedio de precios es de ¢1.200 la bandeja y ¢600 la bolsa”, señaló Esteban Beirute, gerente de Mercadeo y Ventas.