Este fin de semana diversos establecimientos iniciaron una "semana negra" o anunciaron la ampliación de sus horarios para el próximo 28 de noviembre

Por: Cristina Fallas Villalobos 25 noviembre, 2014
Cada vez son más las empresas, tanto grandes como pequeñas, que se suman a la celebración del Black Friday para elevar sus ventas.
Cada vez son más las empresas, tanto grandes como pequeñas, que se suman a la celebración del Black Friday para elevar sus ventas.

El extender los horarios o los días en los que ofrecerá promociones en su negocio por el Black Friday, puede ser una decisión que ya tomó; sin embargo, a cuatro días de la celebración de le damos algunas razones del porque debería o no hacerlo.

Para el especialista en mercadeo, Antonio Jiménez, el abrir más temprano las puertas del establecimiento o extender los días de ofertas no le hará incrementar la cantidad de artículos vendidos, debido a que esta medida solamente le permitirá distribuir de mejor manera la cantidad de visitantes.

"El extenderlo ayuda pero cuidado con saturar el mercado. Es recomendable que si se va extender mucho sea como máximo una semana ya que más tiempo podría traer otras consecuencias como que se pierda la credibilidad de la promoción, los consumidores podrían pensar que no tendran beneficios", agregó.

¿En qué sí le ayudará? Este tipo de medida le asegurá brindarle a sus consumidores una mejor atención al cliente, evitando así riesgos de perder a sus clientes habituales y ganar nuevos. Esto le podría asegurar buenos niveles de compra durante todo el año.

"Tienen que abrir temprano pero además darle un agregado a los consumidores: el estar conectado en línea. Las empresas desde la medianoche deben estar ofreciendo promociones a sus clientes o por lo menos estar conectados a través del Facebook para que conozcan qué están ofreciendo", indicó Jiménez.

En el país tiendas como Ekono, la Universal, Monge, Cemaco y Aliss son algunos de los establecimientos que aplicaron esta estrategia en años anteriores y lograron buenos resultados.

"Nuestros clientes querían más período de oferta y no sólo que se limitará a un día. Esto motivó a que el año pasado extendiéramos las ofertas del viernes negro durante todo el fin de semana y tener diferentes descuentos durante todo el mes", explicó Natalia Reyes, gerente de Mercadeo de Ekono.

Por su parte, Joana Meltzer, gerente de Mercadeo de Grupo Cemaco, indicó que la ampliación de horarios permite que los clientes los visiten según su disponibilidad de tiempo, llegando "en la hora que más le convenga".