Este año los consumidores ticos gastarían ¢25.500 menos que el año pasado

Por: Cristina Fallas Villalobos 21 noviembre, 2016
Toda publicidad alusiva al viernes negro en medios de comunicación, puntos de venta o cualquier otro medio de información debe cumplirse.
Toda publicidad alusiva al viernes negro en medios de comunicación, puntos de venta o cualquier otro medio de información debe cumplirse.

Los costarricenses gastarán en promedio ¢196.154 el próximo viernes 25 de noviembre al aprovechar las promociones del Black Friday, según el último Perfil del Consumidor realizado por EF.

El análisis, realizado por Unimer por quinto año consecutivo, se basa en una encuesta realizada a 800 personas que viven en la Gran Área Metropolitana (GAM) urbano y rural, que tienen entre 18 y 65 años de edad, hombre y mujeres.

Los resultados muestran que, en promedio, los consumidores planean gastar unos ¢25.500 menos que el año pasado, ya que en ese entonces planeaban desembolsar ¢221.624.

¿Cómo planean pagar? Según el estudio, el principal medio de pago en establecimientos es el efectivo y en las tiendas en línea, las tarjetas de débito.

De las 275 personas que indicaron que aprovecharían el Black Friday, un 50% manifestó que incluía el dinero dentro de su presupuesto, un 41% tiende hacer una lista de compras necesarias y un 40% optaría por opciones de financiamiento si no le alcanza el presupuesto.

Asimismo, un 36% ve el Black Friday como una oportunidad para comprar ciertas cosas que no pudo comprar en el año, un 39% se informa sobre el producto que comprará y un 42% compara precios antes de realizar compras.

Uno de los aspectos que destacaron en el Perfil del Consumidor 2016 es que los tiempos de comprar de manera impulsiva gracias a las promociones y ofertas parecen quedar en el pasado.

Esto se refleja en los cuatro perfiles del consumidor detectados en el estudio (Ingenioso, Apático, Satisfecho y Experimentalista y exigente) en los que las ofertas no marcan el ritmo de compra.

Los cuatro tipos de consumidores se alejan del comportamiento de los llamados "cazaofertas o promociones" que dominaron la medición del 2015 y que tenían como principal característica adquirir un producto, generalmente, cuando tenía una rebaja.