Cámara de la Construcción y las empresas confirman que hay mayor demanda de este tipo de proyectos

Por: Cristina Fallas Villalobos 19 marzo
 Inmobiliria ConstruReal posee cuatro proyectos en el país en los que se consideraron aspectos de sostenibilidad.
Inmobiliria ConstruReal posee cuatro proyectos en el país en los que se consideraron aspectos de sostenibilidad.

La energía solar, la iluminación y ventilación natural, así como, la reutilización de materiales constructivos, han conquistado a desarrolladores de viviendas que ahora apuestan por la edificación de proyectos sostenibles.

Rodrigo Carazo, presidente de la Comisión de Construcción Sostenible de la Cámara Costarricense de la Construcción, explicó que el desarrollo de proyectos con criterios de construcción sostenible es una realidad que poco a poco va tomando protagonismo entre las diversas obras en el país.

 Azenza Towers, cerca del Hotel San José Palacio, es uno de los proyectos residenciales edificados con estándares de construcción sostenible.
Azenza Towers, cerca del Hotel San José Palacio, es uno de los proyectos residenciales edificados con estándares de construcción sostenible.

Esto se justifica en una mayor cantidad de información disponible no solo para desarrolladores y promotores de vivienda, sino también entre profesionales que ya lo incluyen en sus diseños.

“Pero sobre todo se da entre el público que compra las viviendas porque observan en estos criterios un plus para su propiedad, al tiempo que se muestran dispuestos a adquirirlas por esas características”, destacó Carazo.

Entre los que se han involucrado en el desarrollo de casas sostenibles están firmas como Inmobiliria ConstruReal, Garnier & Garnier, Inmobiliaria del Valle y RC Inmobiliaria, las cuales tienen uno o varios proyectos de la mano con la construcción sostenible.

“Hemos apostado por este tipo de proyectos porque este el único mundo que tenemos, debemos caber todos y vivir lo mejor posible. Se trata de calidad de vida y eso es lo que queremos darle a nuestros clientes”, afirmó Tamara Soto, del departamento de Mercadeo de Inmobiliaria ConstruReal.

Esta desarrolladora tiene cuatro proyectos en los que se consideró la sostenibilidad: Paradisus (Rohrmoser), San Nicolás de Bari (Santa Ana), Al-Ándalus (la Guácima) y Cumbres de Poás.

Algunas de las características que poseen son la utilización de paneles solares para proveer de luz a las áreas comunes y calentar el agua de los apartamentos. Asimismo, tienen plantas de tratamiento de aguas residuales y zonas con bosque o ríos.

La firma vende unidades en torres de apartamentos de una a tres habitaciones, casas de una o dos plantas y de dos a tres habitaciones. El costo parte de $120.000.

“Somos desarrollos que cuidamos y minimizamos la huella en nuestro entorno y aprovechamos las condiciones naturales en beneficio de nuestros habitantes”, recalcó Soto.

La firma Garnier & Garnier llevó su experiencia en sostenibilidad de los centros corporativos a los complejos habitaciones Hacienda Espinal, en Alajuela, y Azenza Towers, San José.

El primero se diferencia porque la empresa solo coloca el lote y el cliente decide cómo construir su casa. Eso sí, la compañía pone a disposición un manual de construcción sostenible y, además, brinda un directorio con emprendimientos cercanos como parte de la labor social con la comunidad.

Hacienda Espinal tiene 245 lotes, desde los 600 metros cuadrados (m²) hasta 1.000 m² en sus tres etapas actuales. A la fecha, están vendidos alrededor de un 80%.

En el caso de Azenza Towers es un proyecto que tiene 103 apartamentos en su primera torre (un 80% ya está colocado).

Cuenta con un diseño que permite mayor aprovechamiento de la ventilación cruzada y de luz natural en las unidades, así como, en áreas comunes. Aunado a esto, instalaron loza sanitaria y grifería que ahorra hasta el 20% en el consumo de agua.

Laura Cruz, gerente de sostenibilidad de la desarrolladora, indicó que la tendencia hacia una mayor sostenibilidad en el diseño de los edificios presenta importantes oportunidades para los desarrolladores y compradores.

“Sacarían provecho por el valor económico que podrían adquirir los inmuebles en un futuro cercano. La eficiencia operativa será cada vez más importante para abaratar costos de manutención de los inmuebles y, por ende, los que sean más eficientes tendrán más valor”, manifestó la gerente.

Energía solar en la mira

Inmobiliaria del Valle desarrolla en Heredia el proyecto Valle Solar, en el que 170 casas se autoabastecerán de energía solar, permitiendo así ahorrar entre un 40% y 60% de la factura.

“Valle Solar es una muestra de innovación, pero al mismo tiempo significa el compromiso de la empresa frente al cambio climático y la búsqueda de opciones para lograr una mayor eficiencia energética. Estamos comprometidos a enseñar sobre el consumo de energías limpias ”, aseguró Bernal Rojas, gerente del desarrollo.

El complejo tendrá viviendas de dos plantas, sala comedor, cocina, de 2 y 2,5 baños, tres dormitorios y cochera para dos vehículos. El precio de venta de estas unidades es $135.900 e incluye la instalación fotovoltaica.

Además de este sistema, las casas tendrán iluminación LED y su distribución permitirá el máximo aprovechamiento de la iluminación natural.

“Estamos dándole a la población un producto que han estado buscando. Pensamos seguir desarrollando proyectos vinculados a la eficiencia energética, y así contribuir a que Costa Rica sea de los primeros países que tienen complejos habitacionales con energía solar”, destacó Rojas.

Finalmente, la firma RC Inmobiliaria tiene tres complejos habitacionales verticales con una arquitectura bioclimática y estándares de construcción sostenible. Se trata de Bambú 106 (Lagunilla de Heredia), Bambú Eco Urbano (San Sebastián en San José) y Bambú Rivera (Tibás).

En estos proyectos se desarrollaron, en conjunto, 1.160 condominios que se dividen entre cuatro o seis estilos de unidades. Los precios van desde los $83.900 hasta más de $121.100.

Catalina Jiménez, gerente de ventas de la firma, añadió que las unidades se alimentan de paneles solares, tienen loza sanitaria de bajo consumo, así como, el proyecto dispone de un centro de acopio por nivel, planta de tratamiento y vidrios con protección UV.

La representante añadió que para la firma es un compromiso ineludible desarrollar complejos habitacionales en armonía con el medio ambiente aunque implique una mayor inversión.