Por: María Clara Vargas 14 septiembre, 2013
 Un mapa puede ser su principal aliado durante la caminata.
Un mapa puede ser su principal aliado durante la caminata.

El senderismo o hiking se hace en caminos señalizados y firmes. Son caminatas de varias horas o días, exentas de grandes riesgos naturales en donde se busca lograr una simbiosis entre el caminante, la naturaleza, la cultura, el deporte y el medio ambiente.

A continuación una selección de destinos europeos ideales para emprender una ruta senderista, sea experto o principiante.

A la región alpina de Alemania se llega en menos de dos horas aterrizando en el aeropuerto de Munich. La comarca cuenta con una amplia red de rutas senderistas y de empinados trayectos para los amantes del alpinismo con cimas de sobre 2.000 metros.

En Algovia la mezcla de paisajes es espectacular. Desde sus valles campestres y hermosos lagos se llega en funicular a los altiplanos de las montañas para desde aquí emprender caminatas por estas alturas. La mayoría de las rutas están hechas para caminatas suaves de uno o de varios días de duración haciendo pausas en los refugios de montaña que administran los clubes alpinos de Alemania y Austria.

Región vecina del Allgäu es el Tirol austriaco, en el corazón de Los Alpes. La naturaleza alpina se disfruta aquí en su estado más puro y escabroso. Una buena condición física es recomendable.

A través de esta región transcurren algunas de las rutas de caminatas más legendarias de Europa como la Vía Alpina, que cruza los Alpes desde Mónaco a Trieste, un tramo del Camino de Santiago (Tirol-Jakobsweg) y los senderos E4 (European Long Distance Path) que va de Portugal a Chipre o el E10 que se inicia en Finlandia y termina en el Tirol.

Adentrarse en el sur de los Alpes significa disfrutar de un clima soleado y cálido. Las regiones del Trentino y del Tirol del Sur (Alto-Adagio), son las turísticamente más desarrolladas de Italia y ofrecen una interesante mezcla cultural alemana, italiana y ladina.

La provincia italiana del Tirol del Sur colinda con Austria y Suiza. En su geografía completamente montañosa se encuentran siete Parques Naturales ideales para el turismo de a pie. Sus ciudades de Merán y Bolzano ofrecen un excelente punto de partida para una caminata como la Ruta de los Canales de Merán a lo largo de canales de irrigación que unen viñedos y manzanares.

El Trentino y las cimas de su cordillera de los Dolomitas ofrece vistas espectaculares y paisajes aislados entre sus recluidos valles. Aterrizando en el aeropuerto de Zurich o en el de Milano se alcanza en poco tiempo su turístico Lago di Garda.

Llamada así por su gran densidad forestal, la Selva Negra, es un verdadero paraíso para los senderistas. Sus rutas panorámicas y en redondo y su amplia oferta turística de hospedajes la hacen perfecta para los que tienen poca experiencia en el senderismo.

“Santa montaña, roca desnuda, corazón de España”, así describió Miguel de Unamuno a la Sierra de Gredos. Localizada a unas dos horas de Madrid y de Salamanca y a menos de una hora de Ávila esta Reserva Natural le ofrece al senderista rutas a través de empedrados senderos que conducen a glaciales nevados, desfiladeros y lagos de montaña.

Etiquetado como: