De la pluma del director: Francis Durman un empresario agradecido

Boletín "De la pluma del director" por José David Guevara, otra forma de leer El Financiero


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

SUSCRÍBASE al boletín  "De la pluma del director" y reciba este contenído vía correo electrónico

Francis Durman sabe hacer alianzas estratégicas. Por ejemplo, la del 2006 entre la empresa familiar Durman Esquivel —fundada en 1959— y Aliaxis S.A., líder mundial en sistemas de construcción, de la cual nació Aliaxis Latinoamérica.

También tiene olfato para detectar nuevas oportunidades. En el 2008 Aliaxis Latinoamérica, presidida por este empresario costarricense, compró —en $45 millones— la firma brasileña fabricante de tuberías Provinil.

Como si fuera poco, conoce muy bien lo que es lidiar con crisis económicas: la de inicios de los años 80 y la que estalló en el 2008. "Costa Rica pasó por un momento en que cualquier cosa que uno hacía ganaba plata y los empresarios nos volvimos demasiado optimistas", manifestó quien sostiene que lo ocurrido con la más reciente crisis fue una llamada de atención acerca de que los planes no siempre serán como se piensan.

Asimismo, asume riesgos. En el 2010, en medio de un mundo aún turbulento por fuertes sacudidas financieras, Aliaxis Latinoamérica echó a andar una inversión por $50 millones para ampliar su capacidad en Brasil.

Súmele que es un apasionado del crecimiento y la diversificación. Solo para mencionar un ejemplo, en ese mismo año el Grupo Montecristo –presidido por este hombre de negocios– se convirtió en el socio mayoritario del Hospital Metropolitano. Por algo Francis Durman ganó el reconocimiento Empresario del Año en el 2010, otorgado por El Financiero.

Y en la actualidad está demostrando que además es un empresario agradecido, pues asumió el difícil reto derescatar a una compañía como Corporación Yanber —que a sus 63 años de edad estaba agonizando— para corresponder un favor que el padre de Samuel Yankelewitz, expresidente de Yanber, le hizo al suyo en los años 60.

Resulta que en aquel entonces don Arturo Durman, padre de Francis, daba sus primeros pasos en la industria del plástico y se sentía ofuscado porque no sabía cómo resolver algunos asuntos importantes. Entonces acudió a la experiencia y conocimiento de don Jorge Yankelewitz—fundador de Yanber en 1953—, quien le brindó una serie de consejos que lo ayudaron a resolver los problemas.

"Desde que estaba chiquillo jugando carritos y cuando fui creciendo, en muchas ocasiones escuché esa anécdota, y mi papá relataba que el señor le tendió la mano en un momento en donde no veía ni puertas ni salidas por ningún lado", rememora quien lidera el plan de recsate de Yanber junto con su socio FCS Capital.

Cierro con una frase del poeta romano Virgilio, autor de la Eneida, las Bucólicas y las Geórgicas: "Mientras el río corra, los montes hagan sombra y en el cielo haya estrellas, debe durar la memoria del beneficio recibido en la mente del hombre agradecido".

LEA:  Este es el plan de Francis Durman para resucitar a Yanber

SUSCRÍBASE al boletín  "De la pluma del director" y reciba este contenído vía correo electrónico 

Sostenbilidad y financiamiento