La oferta incluye diversas piezas artesanales hechas con materiales como la plata, oro, cobre, bronce y piedras semipreciosas o perlas

Por: Cristina Fallas Villalobos 3 junio, 2016
El establecimiento de la marca se ubica en Plaza Tempo, contiguo al local de Balance Center.
El establecimiento de la marca se ubica en Plaza Tempo, contiguo al local de Balance Center.

El pasado 27 de mayo, la diseñadora nacional de joyería, Ximena Esquivel, abrió las puertas de su primera tienda en el proyecto mixto Plaza Tempo, en Escazú.

La oferta de la joyería está compuesta por diversas piezas artesanales (anillos, collares, pulseras y otros) hechas con materiales como la plata, oro, cobre, bronce y piedras semipreciosas o perlas. Los precios van desde los ¢10.000 hasta los ¢100.000.

"Con el tiempo, la marca se ha ido posicionado en el mercado como un producto nacional con piezas originales. Pese a que las piezas no se limitan a un estilo, se caracterizan por el uso del color y el aprovechamiento de la forma natural y amorfa que poseen los metales y las piedras", señaló Ximena Esquivel, dueña de la marca.

Además de la nueva tienda, la marca se comercializa en las Britt Shop del Aeropuerto Internacional Juan Santamaría, en Alajuela, y el Aeropuerto Internacional Daniel Oduber, en Guanacaste, así como en los hoteles Four Season, Dreams Las Mareas, Riu Palace, Real Intercontinetal , Hotel Andaz y Villa Los Candiles.

También la joyería se vende en el lobby del Museo de Arte y Diseño Contemporáneo, Apartado Creativo en Escazú, El Cajoncito en Curridabat y Kukara Makara en Barrio Escalante.

Ximena Esquivel es otra de las marcas nacionales que se abren espacio en el mercado. Por ejemplo, la diseñadora Ariana Castillo creó su marca, la cual lleva su nombre, y con la que ha desarrollado siete colecciones completas de joyas que conquistan a nacionales y extranjeros.

Ariana Castillo comercializa sus joyas a través de su sitio web, logrando colocar el producto a nivel internacional, principalmente en Estados Unidos.