Casa matriz de la marca busca nuevo socio para franquicia

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 27 noviembre, 2013

Una vez más, la franquicia estadounidense de comida especializada en servicio a domicilio, Domino's Pizza dejó de operar sus restaurantes en Costa Rica. La información fue confirmada a EF desde Estados Unidos por Tim McIntyre, vicepresidente de comunicaciones de la casa matriz de la marca.

Según McIntyre, los tres restaurantes de la cadena, ubicados en Guadalupe, Pavas y Desamparados en San José, daban empleo a unas 35 personas y dejaron de operar desde la semana pasada.

Por su parte, Jorge Alcázar, gerente general de la empresa que manejaba la cadena en Costa Rica y dueño también de los restaurantes de pollo As, declinó referirse al tema aduciendo confidencialidad.

Sin embargo, una funcionaria de la cadena hermana dijo vía telefónica que Domino's Pizza ya no funciona en el país.

De hecho, la marca desmanteló recientemente su local en Guadalupe. El punto de Pavas, situado en el Centro Comercial del Oeste, frente a la Embajada de Estados Unidos, fue convertido en un restaurante de la también pizzería Papa John's.

Fuentes del sector de comida rápida indican que los espacios utilizados por Domino's habrían sido vendidos a PJCR Group, compañía dueña de Papa John's en el país. Shan Ali, representante de esta última empresa, evitó hacer comentarios sobre la transacción.

Entretanto, la página oficial de Facebook de Domino's Costa Rica permanece sin actividad ni fotografías o símbolos desde abril pasado.

Intento fallido

Esta no es la primera vez que Domino's Pizza cierra sus operaciones en Costa Rica. Repase el camino de la marca en el país en esta línea de tiempo.

En febrero de 2009 el conglomerado mexicano Grupo Mozzarella (BGM) decidió clausurar intempestivamente los nueve locales que operaba, los cuales daban trabajo a 130 personas.

En abril de ese mismo año, Jorge Alcázar adquirió los derechos de la franquicia a un precio que no superó los $10.000 y abrió entre ese año y 2010, tres locales. En cada uno, el empresario invirtió en promedio cerca de $170.000.

Alcázar proyectaba inaugurar locales adicionales que estarían ubicados al este de San José (Curridabat), al oeste (Escazú/Santa Ana) y en Heredia y expandirse a dos por año.

Sin embargo, ese crecimiento nunca llegó. La creciente competencia de franquicias de comida rápida y casual y la guerra de precios y servicios que se ha desatado en los últimos años en el país pudo haber dado al traste con los planes de este empresario, quien sí aseguró que la cadena de Restaurantes As goza de buena salud.

Además de que el mayor competidor de Domino's, Pizza Hut, ha abierto casi 20 puntos especializados en entrega a domicilio y cuenta con unos 55 locales en total, las pizzerías Papa John's retomaron sus planes de expansión y esperan cerrar el 2013 con 18 restaurantes.

De la misma forma, el grupo español Telepizza, enfocado en servicio express, anunció en meses recientes su incursión en Costa Rica durante 2014.

Una imagen comercial debilitada y un crecimiento frenado también pudieron haber afectado en el bajo desempeño de Domino's.

Domino's sigue buscando

"Sí, estamos cerrando las tiendas en Costa Rica. Sin embargo, seguimos creyendo que puede ser un mercado fuerte y actualmente estamos buscando un socio adecuado para franquiciar en el país", comentó Tim McIntyre.

En 1997 Óscar Cabada adquirió la franquicia con un local y 24 empleados. En el 2006, Cabada la vendería a Younger Generation Enterprises y en el 2009 pasó a manos de BGM y entre mucha controversia despidió a 130 personas.

Repase en esta línea de tiempo la trayectoria de la marca en el país.

A nivel mundial, Domino's opera cerca de 10.000 puntos en más de 70 países.

Etiquetado como: