Exposición finaliza el 27 de abril

Por: María Clara Vargas 24 enero, 2014
“Los girasoles” de Vincent Van Gogh
“Los girasoles” de Vincent Van Gogh

Dos de las cinco versiones que Vincent Van Gogh (1853-1890) pintó de Los girasoles se reúnen por primera vez desde hace 65 años en la National Gallery de Londres, en una exposición que finaliza el 27 de abril.

Esta galería ya poseía uno de los cuadros desde 1924, el que fue pintado por Van Gogh en el verano de 1888.

El otro, pintado en de enero de 1889, procede del Museo de Van Gogh en Amsterdam.

Las tres versiones restantes están “desperdigadas por el mundo”, concretamente en Tokio (Japón), Múnich (Alemania) y Filadelfia (EEUU).

La pareja de cuadros se exhibe en la sala 46 de la National Gallery y, aunque son las únicas obras de arte de ese salón, están acompañados por unas radiografías utilizadas por ambos museos en un proceso deinvestigación científica sobre las obras.

Los resultados revelan cuanta pintura utilizó Van Gogh en cada trazo, cómo aplicaba el óleo rápidamente con su pincel y que el pintor añadió un trozo de madera en el ejemplar de Amsterdam para que se ajustara mejor a las dimensiones que quería.

Aunque muy parecidos, los dos cuadros encierran también diferencias.

El holandés empleó pinturas muy similares en ambos cuadros y su paleta de colores estaba dominada por un amarillo mate vibrante, dos gamas de verde y un azul intenso ultramarino, pero en el ejemplar de Amsterdam aparecen además un azul pálido, el llamado azul de Prusia, y un rojo intenso.

“En el de Amsterdam, Van Gogh pinta el mismo motivo pero lo reinterpreta, lo hace más decorativo, más exagerado y utiliza más color”, explicó el comisario de la galería, Christopher Riopelle.

Etiquetado como: