Se pondrán a la venta algunos de esos trabajos

Por:  6 septiembre, 2013
Se trata de una exposición en la que se venden obras de arte sacadas de la escena artística de Londres de la década de los seenta
Se trata de una exposición en la que se venden obras de arte sacadas de la escena artística de Londres de la década de los seenta

Una selección de obras que capturan la “diversidad” de la escena artística de Londres en los años sesenta se expone en la casa de subastas Sotheby's, que pondrá a la venta algunos de esos trabajos.

La exposición The New Situation: Art In London In The Sixties reúne alrededor de 30 pinturas y esculturas que “sitúan en un mismo plano a artistas reconocidos internacionalmente con otros de los que el público no ha oído hablar”, dijo a Efe el experto Simon Hucker.

De esta manera, junto a trabajos firmados por David Hockney, la muestra exhibe otros de artistas que si bien en esos años fueron reconocidos, han sido olvidados y se merecen ser “redescubiertos” por el gran público.

Es el caso, por ejemplo, de Robyn Denny, otra de las “estrellas” dentro del panorama artístico londinense de esa década, que llegó a representar al Reino Unido en la Bienal de Venecia de 1966.

También se encuentran obras de Anthony Caro y Bridget Riley, todas ellas seleccionadas de manera conjunta entre los especialistas en Arte Moderno y de Post-Guerra de Sotheby's y el conocido galerista británico John Kasmin, que gozó de gran influencia en loscomienzos de artistas contemporáneos y fue crucial en la carrera de Hockney.

Los trabajos expuestos “capturan la energía” y el espíritu innovador que emanaba del mundo artístico del Londres de los sesenta, según señaló Hucker en la presentación hoy a los medios.

“Se trata de una exposición en la que se venden obras de arte sacadas de la escena artística de Londres de la década de los sesenta”, dijo el experto.

Este especialista en arte moderno observó que “cuando la gente piensa en esa época, se les viene a la cabeza la música, la moda y el cine, pero en realidad durante esa década había muchísimos artistas. Fue una época muy vibrante y muy diversa”.

Uno de los objetivos de la muestra, distribuida en cuatro salas, es “lograr que las obras de los artistas desconocidos, de los que nadie ha oído hablar, puedan situarse dentro del mismo contexto con gente como Anthony Caro”, explicó Hucker.

Etiquetado como: