Tras perder 7.000 millones de euros en 2015, el banco alemán anunció un gran plan de reestructuración que incluye el cierre d 200 filiales en Alemania y la supresión de cerca de 9.000 puestos a nivel mundial.

Por: Agencia AFP 4 octubre, 2016
 Deutsche Bank, tradicionalmente un banco de apoyo a la industria alemana, se transformó de manera radical en los años 1990, intentado competir con los bancos de inversión estadounidenses como City o JP Morgan.
Deutsche Bank, tradicionalmente un banco de apoyo a la industria alemana, se transformó de manera radical en los años 1990, intentado competir con los bancos de inversión estadounidenses como City o JP Morgan.

Fráncfort. Deutsche Banck, amenazado con una multa millonaria por su papel en la crisis de 2008, está pagando sus errores de los años 1990, cuando quiso competir con los grandes bancos de inversión estadounidenses, según indican los expertos.

El ministro de Economía alemán, Sigmar Gabriel, fue tajante en este aspecto y el domingo 3 de setiembre criticó a los "dirigentes irresponsables" de Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, cuyas acciones vivieron una semana negra, cayendo a su mínimo histórico.

"No sé si hay que reír o llorar al ver a un banco que convirtió la especulación en un modelo de desarrollo decir ahora que es una víctima", dijo el ministro socialdemocrácta durante una visita a Irán,

La semana pasada, el presidente del banco, John Cryan, había acusado a "ciertas fuerzas del mercado" de haber hundido las acciones, que en lo que va de año han perdido la mitad de su valor por la incertidumbre sobre su solidez.

"La gran mayoría de los problemas actuales de Deutsche Bank provienen de su actividad de banca de inversión", explica Jérôme Legras, director de investigación de la compañía de gestión Axiom AI.

Deutsche Bank, tradicionalmente un banco de apoyo a la industria alemana, se transformó de manera radical en los años 1990, intentado competir con los bancos de inversión estadounidenses como City o JP Morgan.

Primero compró, en 1989, al británico Morgan Grenfell y diez años más tarde entró en la plaza de Nueva York con la adquisición del Bankers Trust.

Pero ahora esta pagando las consecuencias de esa expansión.

La justicia estadounidense amenaza a la entidad con una multa de $14.000 millones por haber vendido créditos inmobiliarios de tipo 'subprime', que precipitaron la crisis mundial de 2008-2009.

Sin embargo, según una fuente cercana a la que tuvo acceso la AFP, la multa podría ser rebajada a $5.500 millones.

Deutsche Bank ya tuvo que pagar el año pasado una multa de $2.500 millones por manipular la tasa interbancaria Líbor. Y también se enfrentó al regulador de servicios financieros de Nueva York (DFS) y a la Reserva Federal (Fed), que lo acusaban de violar los embargos estadounidenses a Siria e Irán.

"Deutsche Bank capitalizó el éxito de esas actividades pero dejó el riesgo para más tarde, que finalmente se ha materializado en forma de los riesgos jurídicos que ahora cuestan tan caros al banco", dice Hans-Peter Burghof, un profesor especialista del sector bancario de la universidad de Hohenheim.

Su actividad como banco de inversión todavía representaba el 70% de los beneficios de Deutsche Bank en 2007, según datos del semanario Der Spiegel.

Pero hoy "ya no es rentable", dice Legras, que apunta al "tsunami reglamentario" como responsable de la crisis actual, es decir las nuevas normas tras la crisis que obligan a los bancos a tener importantes provisiones.

"Deutsche Bank operaba antes de la crisis de 2007-2008 con fondos propios 'duros' cercanos al 2%, y ahora piden a los bancos un 12%. Cuando multiplicas por seis las exigencias en fondos propios la rentabilidad se hunde", explica Legras.

Los bancos estadounidenses reaccionaron mejor a la nueva normativa porque llevaban años acumulando provisiones, pero Deutsche reaccionó tarde.

Finalmente el banco alemán, tras perder 7.000 millones de euros en 2015, anunció un gran plan de reestructuración que incluye el cierre de 200 filiales en Alemania hasta 2020 y la supresión de cerca de 9.000 puestos a nivel mundial.