Originalmente, todos son "diamantes blancos, hasta que un agente colorante penetra en la tierra y hace que cambie su color"

Por: Carolina Ruiz Vega 12 noviembre, 2013
Esta piedra excepcional, descubierta en Sudáfrica, fue presentada anteriormente a coleccionistas de todo el mundo para despertar su interés
Esta piedra excepcional, descubierta en Sudáfrica, fue presentada anteriormente a coleccionistas de todo el mundo para despertar su interés

La casa Christie's subastará este martes en Ginebra el mayor diamante naranja del mundo, una pieza del tamaño de una gran almendra y de un brillo formidable, de un valor estimado entre $17 millones y $20 millones.

Con un peso de 14,82 quilates, su color está calificado como "vívido", es decir, un color particularmente intenso que capta la luz por todos los lados.

Los "diamantes de color son mucho menos frecuentes que los diamantes blancos, sobre todo cuando se trata de diamantes azules, rosas o naranjas", explicó David Warren, responsable de la división de joyas de Christie's.

"Cuanto más intenso es el color, más escasos son estos diamantes", y cuando se alcanzan pesos como el de la pieza presentada el martes por la tarde, "la escasez es aún más grande", añadió.

Warren explicó que según el Instituto Gemológico estadounidense, apenas hay unos pocos diamantes en el mundo clasificados como "vívidos", y tienen un peso inferior a 4 quilates.

Los diamantes de color son un accidente de la naturaleza, contó Warren. Originalmente, todos son "diamantes blancos, hasta que un agente colorante penetra en la tierra y hace que cambie su color".

La moda en cuestión de diamantes se orienta en la actualidad hacia los diamantes de color.

Etiquetado como: