Contratan más personal y han implementado medidas para atender clientes con alguna discapacidad

Por: Cristina Fallas Villalobos 31 diciembre, 2016
 La cadena de restaurantes Taco Bell cuenta con 65 colaboradores con algún tipo de discapacidad.
La cadena de restaurantes Taco Bell cuenta con 65 colaboradores con algún tipo de discapacidad.

Contratar personas con algún tipo de discapacidad no hará que su negocio sea menos eficiente ni lo encaminará a la quiebra.

Esa es la conclusión de seis firmas que tienen en sus equipos a personas que no ven o no escuchan, que poseen alguna discapacidad motora u otra condición.

“Han demostrado que pueden desempeñarse sin ningún inconveniente, como el resto, y además, muestran ser importantes piezas del equipo de trabajo con alto sentido de la responsabilidad”, destacó el gerente de recursos humanos de Taco Bell, Randall Bravo.

Así como ellos, BAC Credomatic, KFC, Florex, Grupo Monge y Grupo Mutual, también apuestan por la contratación de personas de esta porción de la población, y han implementado medidas para el beneficio de quienes acceden a sus servicios.

Taco Bell, que inició el reclutamiento de estas personas en el 2007, tiene 65 colaboradores que se encargan de tareas como servicio al cliente, preparación de ingredientes, ensamblaje de productos y limpieza.

“Para el 2017, nuestra meta es tener 100 personas con discapacidad laborando de forma activa en nuestros puntos de venta. También, a mediano y largo plazo, desarrollar a nuestro primer colaborador con discapacidad en funciones gerenciales y seguir ampliando la cantidad de cajeros”, agregó el gerente de la firma.

La cadena de restaurantes sumó a sus acciones la instalación de un ascensor exclusivo para personas que no puedan subir escaleras, el cual se ubica en el punto de venta del Teatro Nacional.

Aunado a esto, toman las órdenes en las mesas de los clientes que tienen alguna discapacidad e invierten en la preparación de su equipo en lenguaje de señas.

Otra firma del sector de comidas que se sumó a la contratación de personal es KFC, la cual desde el segundo semestre del 2016 inició su programa de inclusividad en alianza con la fundación “Yo puedo, ¿y vos?”, uno de los líderes en asesoría y búsqueda de oportunidades para personas con Síndrome de Down en Costa Rica.

Isidro Perera, gerente general de la cadena en Costa Rica, destacó que ya cuentan con dos colaboradores (que tienen contacto directo con sus clientes en el área de servicio y salón) y prevén aumentar esa cantidad en el 2017.

“En KFC entendemos que la diversidad y la inclusión son críticas para el éxito de nuestro negocio. Creemos que cada uno de los colaboradores puede marcar diferencia en nuestra empresa e impulsamos a cada uno de ellos para que desarrollen su potencial máximo”, manifestó Perera.

También cada uno de sus restaurantes cumple con la Ley de Igualdad de Oportunidades para las Personas con Discapacidad y, en alianza con la fundación, capacitan al resto de su personal para que desarrollen prácticas inclusivas en la cotidianidad.

Más empresas comprometidas

A la lista de firmas inclusivas se suma BAC Credomatic que, desde el 2012, desarrolla un plan en el que promueven la diversidad e igualdad de oportunidades para todas las personas, así como la creación de un ambiente laboral inclusivo.

“La política interna de desarrollo de talento humano e inclusividad no busca dar un trato diferenciado a estos colaboradores sino facilitar un ambiente óptimo para que puedan cumplir a cabalidad con sus responsabilidades, tal y como lo haría cualquier otro miembro de la empresa”, destacó Luis Mastroeni, gerente de Responsabilidad Social Corporativa.

A la fecha, la empresa tiene 122 colaboradores, 27 de ellos fueron contratados en el 2016. Los puestos que desempeñan cubren distintas áreas incluidas atención al cliente, ejecutivos de operaciones y de ventas, personal de bodegas y bóveda, finanzas y otros.

BAC además impulsa la participación del resto de sus empleados en el Curso de Lenguaje de Señas Costarricense Lesco. Gracias a esto, 65 colaboradores han concluido la formación para comunicarse de forma asertiva con sus compañeros y clientes sordos.

La firma extendió las iniciativas de inclusividad a 14 sucursales del país. ¿Cuáles son? Se da una señalización más clara sobre los sitios reservados (parqueo, áreas de espera dentro de sucursales, rampas de acceso, baños habilitados y otros).

“Implementamos los contratos en braille para clientes no videntes, así como un identificador de billetes que permite asegurar las transacciones en cajas con la medición de billetes. Ofrecemos créditos con condiciones especiales para compra de equipo o remodelación de infraestructura”, recalcó el vocero de la compañía.

Grupo Mutual, por su parte, tiene una política y programa de igualdad de oportunidades para todos desde el 2015 y hasta la fecha han reclutado a cinco personas con alguna discapacidad para las áreas de servicio al cliente, oficiales de seguridad y áreas de apoyo.

Hellen Morales, directora de Desarrollo Humano del grupo, indicó que además han hecho ajustes en la infraestructura de algunas de sus oficinas para mejorar la atención de los clientes que tengan alguna condición.

“A futuro, le daremos continuidad a la participación de ferias inclusivas con el objetivo de fortalecer las bases de datos del personal a contratar y a la creación de estrategias internas”, agregó.

En el caso de Grupo Monge, que contrata personas con algún tipo de impedimento desde hace 13 años, mantiene en su planilla a tres personas que presentan discapacidades motoras.

Ellos trabajan en oficinas centrales y puntos de venta, y realizan labores en el área de tecnología, ventas y administración.

Marjorie Ramírez, jefe de reclutamiento de Grupo Monge, indicó que a futuro buscarán que todas las tiendas tengan las condiciones y exigencias de la ley, asimismo, esperan contratar más personas para laborar en bodega, call center y servicio al cliente.

Finalmente, Grupo Florex contrató a 12 personas de este segmento de la población que ejecutan labores administrativas y de limpieza.

“Hemos invertido en talleres y acompañamiento en formación, en modificaciones de infraestructura y equipo para atender condiciones especiales de este tipo de personas en sus ámbitos laborales y en formación de nuestros clientes”, explicó la vicepresidente del grupo, Silvia Chaves.

Su estrategia, implementada desde hace cuatro años, fue reconocida en las Naciones Unidas.