Negocio crece poco a poco debido a un aumento en la cantidad de sistemas de tratamiento en el país

Por: Leticia Vindas Quirós 8 diciembre, 2013
 Serquimsa está en proceso de fabricar sus propios productos, lo que les permitiría dar soluciones más específicas.
Serquimsa está en proceso de fabricar sus propios productos, lo que les permitiría dar soluciones más específicas.

Las empresas y desarrolladores de Costa Rica han hecho esfuerzos por disminuir su huella en el ambiente y mejorar su cumplimiento de la Ley, por lo que en los últimos años se ha incrementado la cantidad de sistemas de tratamiento de aguas residuales que se construyen en el país.

Un sistema de tratamiento es un proceso mediante el cual se descontamina el agua. Puede ser por medio de una planta, una laguna o un digestor.

Este panorama ha generado un aumento del mercado para las empresas que dan servicios relacionados al tratamiento de aguas residuales.

El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Por ejemplo, la compañía Serquimsa nació en el 2006 brindando asesorías sobre tratamientos.

Al inicio, solo estaban su actual gerente Mauricio Gil y su padre Antonio, dos colombianos que vinieron al país tras olfatear una oportunidad de negocio.

Sin embargo, en poco tiempo se dieron cuenta que el problema de los clientes se centraba la mayor parte del tiempo en los químicos, así que decidieron empezar a importar.

También se percataron que entregar las mezclas indicadas de productos era insuficiente si el equipo no era el adecuado, así que también comenzaron con esta importación.

Tras siete años en el mercado costarricense, Serquimsa cuenta con 24 empleados, triplicó su oferta de químicos, importa maquinaria de diferentes países, tiene laboratorio propio y ofrece capacitación para sus clientes.

La demanda del mercado los movió también a incorporar el servicio de administración de sistemas de tratamiento, con el que ya tienen a su cargo varias plantas del sector alimentario .

“Costa Rica tiene, de toda la región, la mayor concienciaen el tratamiento del agua y se ha venido incrementando cada vez más. Hay mercado para seguir creciendo”, consideró Gil.

Otra de las empresas presentes en el país es la internacional Ecolab, que opera aquí desde hace 22 años y también ha mostrado números positivos.

También operan Depuragua, Hidroteco, Consultores Ambientales Gaia, entre otros.

Mercado en crecimiento

Del 2010 al 2012, la cantidad de metros cuadrados tramitados para construir sistemas de tratamiento creció en un 28,7%, según datos el Colegio de Ingenieros y Arquitectos (CFIA).

Al corte de setiembre del 2013, la cifra es 7% más que la del 2010.

La legislación del país indica que toda persona, física y jurídica, debe darle tratamiento a sus aguas residuales.

En último caso está el alcantarillado, en el que el tratamiento le corresponde al operador una vez que recolecta todas las aguas de cierta zona.

Si la empresa o persona no tiene sistemas de tratamiento y el operador del servicio tampoco trata las aguas, estos líquidos van directamente a los ríos con toda la contaminación que acarrean de los hogares y de las empresas.

La mayor demanda de servicios obliga a una mayor diversificación del negocio.

En noviembre del 2011, se concretó la fusión internacional entre Ecolab y Nalco.

Esta última es una firma mundial que se especializa en el tratamiento de aguas industriales y que ha estado en Costa Rica desde hace 20 años, informó Mariana Mouret, gerente de relaciones corporativas de Ecolab.

En cuanto a Serquimsa, el crecimiento de la demanda los movió a abrir su propio departamento de innovación, en el que prueban equipos y productos nuevos de las marcas que importan.

Cuentan, además, con un laboratorio propio para analizar bacterias filamentosas (las que influyen más negativamente en las plantas biológicas de tratamiento), lo que les permite hacer pruebas para los clientes sin generar posibles daños sobre los sistemas reales de tratamiento.

Su gerente manifestó que, además, están en proceso de fabricar sus propios productos, y así podrían hacerlos a la medida.

Esta empresa planea exportar en uno o dos años a Centroamérica y esperan que no solo sea producto de fuera, sino también nacional.