Suplidoras nacionales exportadoras o con potencial ganan terreno fuera de la GAM

Por: Evelyn Fernández Mora 29 mayo, 2016
 Productos Agropecuarios VISA, ubicada en Pital de San Carlos, se dedica a la exportación de piña y tubérculos. Empresas ticas le brindan materias primas y servicios de logística, navieros, equipo y maquinaria agrícola.
Productos Agropecuarios VISA, ubicada en Pital de San Carlos, se dedica a la exportación de piña y tubérculos. Empresas ticas le brindan materias primas y servicios de logística, navieros, equipo y maquinaria agrícola.

Las industrias de exportación ubicadas en zonas rurales están impulsando nuevos encadenamientos productivos en los que las firmas costarricenses ganan terreno como suplidoras.

A inicios de 2015, la Promotora de Comercio Exterior (Procomer) comenzó a ejecutar una estrategia en aras de fortalecer las relaciones comerciales entre compañías exportadoras ubicadas fuera de la Gran Área Metropolitana (GAM) y empresas nacionales que pueden brindar productos o servicios de alta calidad.

El primer cuatrimestre de este año, 25 firmas localizadas en áreas rurales consumaron negocios con firmas costarricenses, y 28 proveedoras nacionales lograron encadenarse con alguna compradora fuera de la GAM, tras diversos acercamientos en el 2015.

Además, en este momento, hay 63 empresas más en proceso de encadenamientos que involucran al menos otras 63 suplidoras costarricenses, informó Rolando Dobles, director de Encadenamientos para la Exportación de Procomer.

Gracias a las relaciones comerciales ejecutadas como parte de esta estrategia, los encadenamientos rurales de exportación pasaron a representar un 2% del total nacional en el 2014, a un 12% en este 2016.

Es decir, de enero a abril de este año, los encadenamientos rurales representaron $400.000 (ingresos de primer orden) de un total de $4,2 millones que generan todos los encadenamientos de exportación en Costa Rica, detalló Dobles.

Un 80% de este tipo de conexiones comerciales las originan firmas del sector agroindustrial, un 15% del sector de construcción y un 5% de turismo.

El proyecto se ejecuta gracias a encuentros empresariales y ruedas de negocios en cinco regiones claves en conjunto con otros entes que conforman las oficinas Creapymes.

Estas oficinas de alianza entre Procomer, el Ministerio de Economía, Industria y Comercio (MEIC), el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA), el Ministerio de Ciencia y Tecnología (Micitt) y el Sistema de Banca para el Desarrollo (SBD), están en las regiones Huetar Atlántica, Huetar Norte, Región Brunca, Chorotega y Pacífico Central.

Y, la mayoría de los encadenamientos creados en el último año se lograron en las zonas Huétar Norte y la Atlántica.

infografia
Más de una relación

Productos Agropecuarios VISA, Compañía Frutera La Paz, APM Terminals, Enjoy Hotels and Resorts, Arcelormittal Costa Rica, Piña Frut y Chiquita Tropical Ingredients, son parte de las 25 compradoras que generaron encadenamientos en el último año.

Por otra parte, Grupo Glomo AP, HR Suplidora, Productos De Uretano, Saret Acero, Tecnoprecisión, StartX Consulting y Arte y Diseño FAE, son algunas de las proveedoras que establecieron relaciones comerciales con alguna firma exportadora ubicada en las zonas rurales. .

Tanto las compradoras como suplidoras pueden concretar relaciones con una o más firmas, o requerir u ofrecer más de un producto o servicio para cubrir necesidades en diversas áreas, lo que permite aumentar la cadena de valor en las zonas.

Por ejemplo, Productos Agropecuarios VISA (exportadora de piña y tubérculos ubicada en Pital de San Carlos) compaginó durante el último año con StartX Software Consulting, empresa de desarrollo de soluciones móviles empresariales.

Sin embargo, entre 2015 y en lo que va del 2016, Productos Agropecuarios VISA ha concretado más de 20 encadenamientos con empresas costarricenses, tanto de la zona de San Carlos como de la GAM, informó Gilberth Solano, vocero de la compañía.

“Gracias a estos encadenamientos en Costa Rica, hemos logrado los objetivos de la empresa y hemos maximizado nuestros productos en el exterior”, comentó Solano.

“Los beneficios de las empresas en suelo nacional –agregó– es la rapidez, prontitud y costo de poder adquirir una diversa gama de productos necesarios para la operación de la empresa”.

El vocero informó que en el último año han destinado más de ¢1.200 millones en compra de productos y servicios a empresas costarricenses tanto de la zona rural como de la GAM.

Agregó que en el último quinquenio, han concretado 70 encadenamientos, pero el último año se aceleró la cantidad, ya que antes generaban en promedio 12 por año.

“Tenemos un 60 % de empresas encadenadas que están ubicadas en la zona de San Carlos que son distribuidores o agencias de empresas de la GAM y un 40 % sí pertenecen a la GAM y nos envían las materias y servicios”, explicó el empresario.

Por su parte, Jeudy Molina , gerente general de StartX Software Consulting, mencionó que comenzaron brindando un servicio muy básico de solución digital a la Agropecuaria Visa.

No obstante, dieron a conocer otros servicios que brindan de valor agregado para potencializar la productividad y rentabilidad del negocio, y ya están ejecutando un tercer proyecto a esta compañía.

Molina informó que StartX Software Consulting ya exportaba de manera directa sus servicios a Estados Unidos, lo que representa actualmente el 55% de sus ventas, más un 30% que generan empresas exportadoras de la GAM y un 15% firmas locales.

“Esta es la primera experiencia que tenemos con una empresa exportadora en zona rural, pero es parte de una estrategia que nos abre un panorama y nos permite entender oportunidades que pueden generarse a futuro fuera de la GAM”, externó Molina.

Potencial en el Caribe

Grandes proyectos en desarrollo a cargo de empresas como APM Terminals se han convertido en fuertes compradores de productos y servicios nacionales.

Kenneth Waugh, director general de APM Terminals, informó que durante el 2015 la compañía ha generado más de 140 encadenamientos directos, principalmente en el área de construcción por la etapa en la que se encuentra el proyecto en Limón.

Lo anterior significa una inversión de al menos $180 millones en compras a suplidoras locales. Y un 90% de estas se ubican en la misma zona atlántica.

“En este momento, requerimos mucho de empresas que dan soporte para construcción, como tajos, servicios de instalación, reparación de equipo y alquiler de maquinaria”, dijo Waugh.

Entre las suplidoras de APM Terminals se encuentran Tajos como el Chirripó, Pacuare, cooperativas de transportes, constructoras como MECO, soporte en otras áreas, como la legal, y empresas de tecnología y diseño publicitario como Arte y Diseño FAE, enlazada por Procomer.

Se estima que cuando finalice el proyecto, la zona se convierta en hub logístico que produzca más encademientos en Limón.