EN ÚLTIMOS 16 MESES INCESA STANDARD, MABE Y MONDELEZ ANUNCIARON SU SALIDA

Tres empresas de manufactura decidieron cerrar sus plantas en Costa Rica

Otras empresas, como Rawling y Jack's, comunicaron el traslado de una parte de su producción a países como Estados Unidos y El Salvador


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En el transcurso de los últimos 16 meses, tres empresas de manufactura, anunciaron el cierre de sus plantas de producción ubicadas en suelo costarricense.

La cronología de cierres, que dejan más de 800 despidos, tiene como principales actores a Incesa Standard, Mabe y Mondelez. A esto se suman otras empresas que decidieron trasladar una parte de su producción como Rawling y Jack's.

LEA:Mondelez cerrará su planta de manufactura y despedirá a 300 personas en el país

El 05 de febrero del 2015 Incesa Standard anunció que las actividades de manufactura que se realizaban en el país (fabricación de lozas sanitarias) se trasladarían a las plantas de producción localizadas en Guatemala y Nicaragua.

¿Qué los impulsó? Los altos costos de producción a nivel nacional.

"El equipo de Costa Rica ha realizado un gran trabajo buscando mejorar su competitividad. Desafortunadamente, en un proceso tan intensivo en mano de obra y consumo de energía como lo es la fabricación de loza sanitaria, es muy difícil compensar los altos costos de producir en el país", citaba un comunicado de prensa.

Diez meses después, el 04 de diciembre, la multinacional Mabe comunicó que dejaría de producir refrigeradores en el país, dando así por finalizada la elaboración de productos en suelo nacional (19 meses antes la empresa también había dejado de fabricar cocinas).

En este caso, la compañía argumentó que la decisión se basó en el cambio de normas técnicas de algunos países centroamericanos.

"Estas normas técnicas establecen requisitos y, en este caso, regulan el consumo de energía eléctrica y serán más estrictos el próximo año (este 2016). Las unidades deben cumplir con ciertas medidas y para seguir produciéndolas en Costa Rica, se debía hacer una modificación importante en el diseño del producto y en la línea de producción", argumentó Pablo Moreno, director de Asuntos Corporativos de Mabe.

La producción de las unidades que cumplen con estas condiciones ya se realiza en otros países, entre ellos, Colombia, donde se trasladó la fabricación. El traslado se hizo efectivo el 31 de enero pasado, y con ello, 445 personas quedaron sin empleo.

Finalmente, este 04 de mayo, Mondelez Internacional anunció que el próximo 30 de julio cerrará su planta de manufactura dedicada principalmente a la producción de bebidas y postres en polvo, así como, a un volumen menor de confites y chocolates de la marca local Gallito.

La multinacional argumentó que la decisión es resultado de una revisión de alternativas y apuntando a maximizar escala para optimizar la cadena de producción de la compañía con miras a impulsar sus planes de crecimiento en el largo plazo.

Con este cierre son 300 personas las que quedan sin empleo.

"Toda empresa tiene la obligación de replantearse permanentemente en busca de resultados en eficiencia operativa, modernización... No obstante, la salida de una planta tan importante y tradicional, es una noticia que le exige a los líderes políticos y a las autoridades encargadas de la producción, un reflexión profunda sobre las condiciones que el país ha perdido sistemáticamente durante los últimos años", mencionó José Hernando, presidente de la Cámara Costarricense de la Industria Alimentaria (Cacia), ante el anuncio de Mondelez.

A pesar del cierre de sus plantas de manufactura, estas empresas mantienen lazos con el país. Por ejemplo, Incesa mantiene su centro de distribución de productos, su centro de investigación y desarrollo para toda la región centroamericana, la fábrica de Grifería Chroma, la dirección general de la compañía y su estructura comercial y administrativa. 

Mientras que Mabe maneja desde aquí su centro corporativo para Centroamérica, el centro de comunicación, su plataforma Serviplus y otros servicios. Por su parte, Mondelez, tiene su centro de servicios compartidos para proveer servicios de Recursos Humanos.

Estas dos últimas empresas evidencian que el país es cada vez más atractivo para la instalación de centros de servicios. Según datos del Fondo Monetario Internacional (FMI), Costa Rica es el mayor exportador de servicios de valor agregado en Latinoamérica.

Casos Jack's y Rawlings

El 26 de febrero del año pasado, la empresa costarricense Alimentos Jack's, informó que en un periodo de cinco años trasladaría la mitad de su producción hacia Estados Unidos, El Salvador y Nicaragua.

"Nuestro plan es aumentar la manufactura en esos países, sea con inversión nuestra o con alianzas; queremos invertir para el mercado local de esos países y para el mercado costarricense, pero no desde Costa Rica, pues el país se volvió muy caro y de alto riesgo", aseguró en ese entonces el presidente de la compañía. Andrés Ignacio Pozuelo.

Mientras que, el 04 de agosto del 2015, Rawlings de Costa Rica (reconocida a nivel internacional por la elaboración de uniformes deportivos y bolas de béisbol y softball) comunicó que en setiembre trasladaría las operaciones de su línea textil a El Salvador.

LEA:Innovación transforma labor de los centros de servicios en Costa Rica

La empresa argumentó que ese movimiento respondía a un tema de costos y a un giro de la empresa por apostar a procesos mucho más complejos y que requieren de personal más calificados. Pasaron de tener 650 colaboradores a 450.

"Queremos enfocarnos en nuestras fortalezas, y la línea de la elaboración de las bolas de béisbol y softball, lo son. En esa producción somos bastante competitivos y es donde queremos crecer", explicó Alejandro Cotter, gerente general de la compañía.

Sostenbilidad y financiamiento