El lujo gana la escena en segundo día del Salón del Automóvil de Detroit

El lujo, un sector con importantes márgenes sigue dominado por los fabricantes alemanes y en menor medida japoneses


  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

El salón del automóvil de Detroit, que se desarrolla en un contexto de crecimiento y optimismo en el sector, abrió el telón este martes a los coches de lujo en su segunda jornada.

El lujo, un sector con importantes márgenes, como el de los pick-ups u otros 4x4 estadounidenses, sigue dominado por los fabricantes alemanes y en menor medida japoneses.

En 2014, Cadillac, marca de lujo del grupo General Motors, vendió 171.000 vehículos, mientras que Lincoln, que depende de Ford, se quedó atrás con 94.000 unidades.

Cifras sin comparación con las de los fabricantes alemanes: Mercedes vendió 356.000 vehículos el año pasado, seguido de cerca por BMW (340.000). Audi, la marca de lujo de Volkswagen, terminó el 2014 con un balance de 182.000 unidades, pero en alza en relación a 2013: 15,2%.

"Somos líderes en China, somos líderes en Europa, aquí vendemos la mitad de los automóviles de nuestros competidores, así que creo que hay un gran potencial para nosotros" en Estados Unidos, dijo a la AFP Luca di Meo, director de ventas de Audi.

Pero a la marca de los anillos la superan no sólo sus competidores alemanes, sino también Lenux, la marca de lujo de Toyota creada a finales de los años 1980 y que en 2014 vendió 311.000 vehículos en Estados Unidos.

Los otros japoneses se ubican entre Cadillac y Lincoln: 167.000 ejemplares para Acura, que depende de Honda, y 117.000 para Infiniti (Nissan).

Este último abrió las conferencias de prensa el martes con su nuevo cupé, el Q60, antes de Lexus que presentará una versión deportiva "F" de uno de sus modelos.

Luego  llegó Cadillac, en búsqueda de crecimiento tras un mal año (-6,5% en 2014), y Lincoln, que exhibió una nueva versión de su 4x4 MKX, después de haber ganado un 15,6% el año pasado.

El 2014 fue un buen año para los fabricantes estadounidenses (+5,8 de ventas en total), que inician el 2015 optimistas y con perspectivas de un mercado con 17 millones de unidades en 2015, el mejor desde 2001.

En su apertura el lunes, el salón de Detroit, vitrina de los "Tres grandes" (General Motors, Ford y Fiat Chrysler), reflejó esta euforia recuperada seis años después del inicio de la crisis de 2008, que ahora no es más que un mal recuerdo.

Ford presentó la "GT", un monstruo de 600 caballos con líneas espectaculares, inspirado en los autos que reinaron en las 24 Horas de Le Mans hace medio siglo.

Otra resurrección de un superdeportivo es la NSX de Honda, con su marca de lujo Acura, 25 años después de la primera.

infografia

Antes de ellos, General Motors, reveló su Chevrolet "Bolt" 100% eléctrica, con una autonomía de 320 km, que espera "cambiar la tendencia" de los vehículos "limpios" cuando salga a la venta en 2017, según la presidenta de GM, Mary Barra.

Por su parte, el presidente de Nissan, Carlos Ghosn, presentó una nueva versión del pick-up Titan, y en esta misma categoría de vehículos -nuevamente muy populares entre los estadounidenses por la baja del precio de la gasolina-, Toyota propuso una versión de su Tacoma.

Testigo del regreso de los autos imponentes, Vokswagen prometió un 4x4 mediano para 2016, mientras que Audi renovó su emblemático todoterreno, el Q7.

Otra marca del grupo Volkswagen, el muy elitista Bentley anunció -sin mostrarlo- su primer todoterreno, el Bentayga, que será comercializado en 2016. Jaguar, otra prestigiosa marca británica ahora bajo control del indio Tata Motors, anunció también que entrará en este segmento, en el que se interesa también Alfa Romeo.

Sostenbilidad y financiamiento