En dos años, se han presentado diez sinergias en la industria

Por: Evelyn Fernández Mora 16 septiembre
 Esta es el área de administración de la compañía Deloitte en la sede de Costa Rica, donde la firma tiene más de 400 colaboradores.
Esta es el área de administración de la compañía Deloitte en la sede de Costa Rica, donde la firma tiene más de 400 colaboradores.

Ante el desarrollo de un mayor músculo de diversas compañías a nivel nacional, regional y mundial, las firmas que les dan servicios no escapan a la tendencia.

Mediante alianzas, fusiones o adquisiciones, las empresas de consultoría en diversas ramas como legal, tributaria, de soporte financiero, litigios, gestión de riesgos y otros, también se ven en la obligación de reforzar su plataforma de atención.

A pesar de que algunas de estas empresas ya se han ido consolidando mediante uniones a lo largo de su existencia para crecer, han tenido que mantener una estrategia de crecimiento y de actualización para responder con mejores estructuras, no solo para potenciar sus carteras de clientes actuales sino ganar nuevos.

 Cinco bufetes conformaron Legic Costa Rica, que se ubica en Escazú.
Cinco bufetes conformaron Legic Costa Rica, que se ubica en Escazú.

En este 2017 se estimó que un 75% de 1.000 corporaciones encuestadas a finales de 2016 tendrían algún tipo de fusión o adquisición en el mundo en diferentes sectores, de acuerdo con un estudio global de Deloitte.

Precisamente, en Costa Rica, en los últimos dos años, se han presentando diez movimientos que han implicado la expansión, cambios o impactos en las estrategias de diversas firmas consultoras, la mayoría con presencia también regional o global, con el fin de enfrentar una competencia cada vez más dinámica. .

Los principales movimientos

Deloitte es una de las firmas que del año 2000 al 2006 experimentó la integración completa de cuatro empresas a la firma.

Dichas absorciones le dieron músculo a esta empresa en las áreas de auditoría, consultoría gerencial, consultoría de negocio, en materia tributaria y outsourcing .

No obstante, esta compañía al igual que otras de este mercado no están exentas de seguir reforzándose, más aún cuando competidores de diversos tamaños también se instalan en el país.

A inicios del presente mes, Grant Thornton anunció el relanzamiento de sus operaciones en Costa Rica y absorbió al menos 57 empleados del área tributaria de Deloitte.

No obstante, Deloitte aclaró de que dicha salida no debilitó la firma y, por el contrario, le ha alentado a renovarse, para fortalecerse y estrechar aún más relaciones con sus clientes.

“Y para esto contamos ya con un sólido equipo en impuestos y legal, integrado por profesionales de primer nivel y comprometidos con el trabajo; entre ellos, un grupo importante de colaboradores nuestros que habían renunciado y regresaron”, aseguró Alan Saborío, socio director de Deloitte.

Asimismo, esta empresa anunció que en este momento se encuentra en una transformación “muy positiva” en su división de Impuestos & Legal que implicó la absorción de la firma ICS Abogados.

También, anunció una alianza estratégica con Faycatax, del bufete Facio & Cañas, que ocurrió recientemente. No se trata de una integración sino de una alianza con el fin de fortalecer sobre todo, en el periodo actual, el área de litigio, sin descartar o ampliar eventualmente los alcances de esta colaboración.

Y las intenciones de crecer continúan.

Saborío indicó que este mes anunciarán “una nueva e importante incorporación” a la compañía, la cual la convertirá en una firma más fuerte a nivel regional y en cada país donde operan.

Por su parte, Grant Thornton anunció de que apostará por la personalización de los servicios y la atención del mercado local como su estrategia para comenzar a competir en la región.

Otra grande del mercado que decidió unirse con la firma tica Muñoz Global fue Dentons, en noviembre del año pasado.

Ambas empresas acordaron aliarse para fortalecer su presencia a lo largo de la región centroamericana.

Una de las sinergias más robustas anunciadas este año (en abril) fue la de cinco bufetes centroamericanos para conformar la nueva firma Legic.

En este proceso se vieron involucradas las empresas centroamericanas Alegalis, de Guatemala; Ulloa & Asociados, de Honduras; Valdivieso, de El Salvador; Cala, de Nicaragua, y Interlegem, de Costa Rica.

El objetivo de esta integración es brindar una mejor asesoría en las áreas legal, financiera, de estructuración de negocios y de comercio internacional.

De las diez sinergias que se han reportado y se han dado a conocer por consultoras nacionales, se observa que la mayoría ocurrieron puntualmente en el 2015 y en el 2017.

Las firmas reconocen que es posible que este sector continúe dinámico, ya que no escapa de tener que pasar a mejores niveles y competitividad mundial, así como marchar al ritmo de las tendencias cada vez más asociadas, por ejemplo, con las tecnologías disruptivas.