Empresas consultoras diversifican su cartera

Empresas que empezaron con el cálculo de impuestos, ahora ofrecen hasta servicios tecnológicos

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

Quienes tienen a cargo empresas son conscientes de que deben evolucionar según las necesidades de su público meta si quieren mantenerse vigentes en el mercado. Esta es una realidad que las compañías consultoras que operan en el país han entendido plenamente.

Deloitte, KPMG y EY parecen haber leído el mercado de manera correcta viéndose así obligados a ampliar su portafolio de servicios, compuesto desde los básicos de auditoria financiera, hasta los más complejos de ciberseguridad.

Las firmas consultoras inicialmente surgieron como una excelente opción para compañías que requerían de una mano en temas financieros, como por ejemplo la presentación de informes, y tributarios, como la ayuda para gestionar sus obligaciones fiscales.

Sin embargo, al diversificar su oferta comenzaron a afianzar relaciones con quienes conformaban su cartera de clientes y asimismo lograron atraer a nuevos.

Deloitte, con 50 años de operar en el país, trabaja auditoría financiera, asesoría tributaria, riesgo y consultoría empresarial y el área de ciberseguridad, siendo esta última una de las más recientes.

Con este último servicio, la firma consultora brinda asesoría a sus clientes para que puedan proteger y vigilar sus sistemas informáticos y evitar así incidentes que puedan afectar tanto su reputación como sus recursos financieros u operativos.

“Brindamos servicios de vigilancia 24/7 para identificar oportunamente situaciones que pueden convertirse en un incidente informático de manera que alertamos a fin de que la organización pueda reaccionar a tiempo”, comentó Alan Saborío, socio director de Deloitte Costa Rica.

Asimismo, esta firma amplió y fortaleció sus líneas de servicios durante los últimos 15 años; por ejemplo, en el 2013 reforzó y reposicionó la práctica de servicios legales, que incluyó la llegada de nuevos abogados y juristas.

Pero el crecimiento no queda ahí, debido a que la consultora planea seguir creciendo en las líneas tradicionales de servicios sin dejar a un lado la innovación.

Con miras al futuro están pasando un proceso de conceptualización de una cartera de nuevos productos, dirigidos a un mercado de mayor volumen que les permita llegar a un abanico más amplio de clientes, aprovechando su capacidad instalada.

La firma apostará fuertemente en la línea de servicios legales y en el componente de servicios en infraestructura y alianzas público-privadas para lo que integrarán asesoría financiera, impuestos, auditoria, legales y otros.

“Nos caracterizamos por un proceso de constante innovación, que se demuestra en la ampliación de nuestro portafolio y en la constante incorporación de tecnología en nuestros procesos”, destacó el socio director.

En la senda de la diversificación

La firma KPMG es otra de las consultoras que camina en la senda de la diversificación, buscando atraer así una mayor cantidad de clientes y mejorar sus cifras.

Esta empresa surgió tras detectar la necesidad de las diversas compañías multinacionales de incorporar los estados financieros de sus subsidiaras en la información consolidada.

“Conforme el mercado costarricense se fue desarrollando, ese servicio se extendió a entidades nacionales y entes regulados tales como bancos y compañías públicas”, explicó Jénnifer Vargas, gerente de Recursos Humanos.

Posteriormente la empresa incorporó los servicios legales, ya que estos eran el complemento necesario para el área fiscal dado los litigios tributarios y la necesidad de las entidades de una evaluación integral de riesgos en las adquisiciones y ventas de firmas.

Otro servicio que se sumó a la cartera es el de asesoría, que surgió como una necesidad de los clientes en soluciones para asuntos tecnológicos, asesoría financiera, mejoramiento de procesos y administración de capital.

Así como ocurrió antes, cuando tuvieron que diversificar por las necesidades de las empresas, ahora piensan ingresar al terreno de lo que se denomina data and analytics.

“Con el avance en las comunicaciones y el alto volumen de información disponible, es necesario poder discernir entre toda esa información. Con la nueva área, las empresas podrán determinar tendencias y de alguna manera anticipar situaciones del mercado”, resaltó la gerente.

Este proceso de diversificación resultó en que la firma ofrezca diversos servicios divididos en las áreas de auditoría, Tax & Legal y, finalmente, Advisory .

Otra consultora que recientemente incorporó un nuevo miembro a su cartera es EY, con su línea legal, que ofrece servicios integrados de asesoría legal a través de profesionales multiculturas y multidisciplinarios.

En esta área se enfocan en los sectores banca y mercados de capital, automotriz, gobierno y sector público, energía y servicios públicos, ciencias médicas, capital privado, bienes raíces, retail y productos de consumo, tecnología y telecomunicaciones y otros.

“Estos sectores serán aplicados a nuestros servicios como fusiones y adquisiciones, distribución y franquicias, corporativo y comercial, reestructuración, privacidad de datos y empleo”, acotó Federico Guardia, director regional de Desarrollo de Negocios de EY Centroamérica, Panamá y República Dominicana.

Anteriormente la firma, que empezó a funcionar en Costa Rica durante el 2002, le había hecho variaciones a su cartera. Por ejemplo, entre 2003 y 2005, incorporó su línea de transacciones.

Esta da soporte a sus clientes para que tomen mejores decisiones y más informadas acerca de cómo gestionar la agenda de capital y generar valor para sus accionistas: cómo aumentar, invertir, preservar y optimizar el capital.

Otro de los pasos importantes que dio EY fue en el 2010, cuando incluyó la línea de consultoría en la que además de desarrollar el tema gerencial y de negocios se desarrollan otros puntos”.

“Ayudamos al cliente a optimatizar y asegurar la tecnología; y tenemos como prioridad gestionar los riesgos asociados a las redes sociales, big data y computación móvil y en la nube”, destacó el representante de la firma.

Además, agregó que estos cambios corresponden a un requerimiento de la corporación global. Sin embargo, consideran que van de la mano con lo requerido por los clientes a nivel mundial y las demanda de cada país.

Otra de las firmas consultoras es PwC Costa Rica, la cual forma parte de una red de firmas con más de 195.000 personas en 157 países y en concreto a la división PwC Interaméricas.

Esta división también incluye operaciones en Honduras, Nicaragua, El Salvador y otros.

EF intentó conocer el caso de la internacional PwC pero al cierre de esta edición no se obtuvo respuesta.

Oferta en Costa Rica

Estas son algunas de las firmas consultoras con presencia en el país.

Empresa Inicio de operaciones Ubicación Servicios
Deloitte1964 Belén, Heredia Auditoría Financiera, asesoría tributaria, consultoría empresarial, riesgo empresarial y ciberseguridad.
E&Y2002 EscazúAuditoría de estados financieros, servicios en contabilidad financiera, consultoría gerencial y de negocios, línea de transacciones (incluye fusiones y adquisiciones, asesoría en capital y deuda) y asesoría legal.
KPMG1982 EscazúAuditoría, Tax & Legal y Advisory.
Sostenbilidad y financiamiento