Empresa costarricense entra a competir con fuerza con otras firmas nacionales y regionales especializadas en múltiples servicios legales

Por: Evelyn Fernández Mora 20 septiembre, 2015
 Batalla Abogados está en Barrio Escalante y AFC en Forum, Santa Ana. Ahora se trasladarán cerca de La Sabana.
Batalla Abogados está en Barrio Escalante y AFC en Forum, Santa Ana. Ahora se trasladarán cerca de La Sabana.

Una nueva fusión entre firmas legales especializadas entra a competir con fuerza en el mercado costarricense y regional.

Se trata de unión de Batalla Abogados y AFC Tax & Legal, empresas que iniciaron la integración el pasado 1 de setiembre, la cual entrará en vigor el 1 de enero del 2016 bajo el nombre de Batalla Salto Luna.

La nueva empresa la conformarán 75 personas y realizará una inversión de al menos $2 millones en una nueva sede ubicada en los alrededores del Parque Metropolitano La Sabana, en San José, confirmaron los socios directores Diego Salto y Mariano Batalla.

También la compañía mantendrá una alianza estratégica con la empresa contable AFC Accounting que sumará la colaboración de unas 30 personas más.

La nueva corporación entra a competir con mayor fuerza en Costa Rica y la región con un mercado que se está consolidando cada vez más en los servicios múltiples de diversas áreas especializadas de consultoría legal.

Arias & Muñoz, BLP, Facio & Cañas, Consortium Centroamérica Abogados y Pacheco Coto son algunas de las compañías fuertes con presencia en el mercado local y regional, tomando en cuenta el ranking de firmas que registra la calificadora Chambers & Partners en su sitio web.

“El proceso de integración ha involucrado a socios de ambas firmas, así como a empresas consultoras de prestigio internacional que han colaborado en temas como gobernanza, organización y talento humano”, informó Mariano Batalla.

Agregó que la fusión permitirá aumentar la porción del mercado tanto a nivel nacional como mundial, ya que la nueva empresa tiene una cartera de al menos 150 clientes principalmente de Estados Unidos, Europa y Suramérica y unos 100 en Costa Rica.

La integración llega a reforzar servicios como derecho empresarial, resolución de disputas como arbitrajes civiles, legales y de inversión, derecho tributario, derecho público y una serie de prácticas multidisciplinarias de comercio internacional.

Con buenos ojos

David Gutiérrez, socio de BLP, comentó que ambas firmas fusionadas son muy respetables y completan un competidor más fuerte e importante en este mercado.

“Considero que esta fusión forma parte de una tendencia global de la industria de los servicios legales que buscan tener una plataforma mucho más grande para poder competir con mayor fuerza”, aseguró Gutiérrez.

Precisamente, hace cuatro meses BLP también se fusionó con la cómpañía Weinstok para reforzar las áreas de derecho de competencia y de consumidor.

Resaltó que BLP mantiene una importante consolidación a nivel centroamericano con 100 abogados en el Istmo, aunado a las sedes que operan en El Salvador y Nicaragua.

Esta firma opera bajo el concepto Fullservice , no obstante entre los más fuertes están derecho corporativo, fusiones y adquisiciones, litigio, derecho inmobiliario, derecho de propiedad intelectual, impuestos, comercio internacional y derecho público.

“Todo lo que sea competencia es bienvenida y nos obliga a estar en una constante mejora”, comentó el socio de BLP.