Rutas gastronómicas aumentan proyección de restaurantes

Iniciativa permite a los restaurantes mostrarse ante comensales que desean aprender a degustar

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

En medio de una realidad donde existen cada vez más restaurantes en el país, surge una iniciativa cuya meta es enseñarle a los comensales a degustar los alimentos y no solo comer.

El Club de la Gastronomía Epicúrea permite, a la vez, una proyección para los locales que se integran a la iniciativa y les abre la oportunidad para capturar más clientes.

Además les acompaña en la realización de evento, capacitándolos sobre detalles de servicio y logística que quizás no conocen.

Con estas “giras” también se apoya a productores locales a través de la degustación de sus productos y la retroalimentación sobre su calidad.

Esta empresa inició hace poco más de dos años y es abierta a cualquiera que desee integrarse.

Las personas que se inscriben como miembros reciben invitaciones durante el año para participar en eventos gastronómicos llamadas rutas urbanas, rurales o internacionales.

La agenda durante cada actividad varía y depende del restaurante donde se realice.

Por ejemplo, en Sofía Mediterráneo se realizó hace unos ocho meses una degustación de comidas con maridajes de cerveza. Uno de los dueños del restaurante, Mehmet Onuralp, comentó que, además de ofrecer buenos platos, enseñaron la cultura y la tradición de esa cocina.

Mientras los comensales degustan, se les explica qué están probando, de dónde vienen los ingredientes y se les invita no solo comer, sino a saborear.

“Todas las actividades tienen un componente didáctico. Diseñamos la logística y el contenido para que sea una capacitación–degustación”, comentó Alfredo Echeverría, director del Club.

Los restaurantes que han sido sede de estos eventos admiten que les ha permitido acercarse a los clientes, así como mostrar su local y su comida.

Además, representa un reto, pues la crítica hacia el servicio y la calidad aumenta al tratarse, no de los clientes habituales, sino de un grupo invitado a que preste atención a los detalles.

Echeverría comentó que la selección del restaurante pasa por una revisión de requisitos mínimos de servicio. El objetivo es que estas visitas motiven al empresario a mantener siempre esos estándares que ofrecieron durante el encuentro.

Manuel Burgos, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore), externó que el Club refleja el crecimiento del mercado y el deseo del consumidor por aprender.

Experiencia gastronómica

El aumento de la competencia en el sector de la gastronomía obliga a los empresarios a vender “experiencias” y no solo alimentos, para poder diferenciarse de las cadenas de comida rápida.

El presidente de Cacore comentó que antes que el precio, pesan más otros factores, como la frescura de los productos, una diferenciación del concepto y un buen servicio.

Todo esto se conjuga para ofrecer una experiencia que permite ganar la fidelidad de los clientes.

“Cada vez más tenemos que ofrecer algo más que solo comida. La gente está abierta a probar e introducir la gastronomía como una actividad”, consideró Demian Geneau, dueño de Product-C, uno de los restaurantes que ha sido sede de los eventos.

El siguiente paso que planea el Club será pasar de rutas a paseos, lo que implicará la visita a más de un local.

El primer paseo se realizará en Barrio Escalante e incluirá al menos 15 restaurantes orgánicos.

Echeverría informó que podrían lanzarlo a finales de noviembre próximo.

¿Qué es?

¿Cómo afiliarse? La inscripción es gratuita y se realiza por Internet a través de su sitio web . No hay requisitos de ningún tipo excepto que se comprometa a participar en al menos cuatro actividades al año.

¿Cuánto cuesta? El costo de cada evento varía, pero parte desde $15, según sea una charla, taller, degustaciones o rutas gastronómicas.

Miembros: Actualmente, existen unos 250 seguidores y en cada actividad participan unos 50.

¿Por qué epicúrea? Se basa en la corriente filosófica epicureísmo que defiende la búsqueda de una vida buena y feliz mediante la administración inteligente de placeres y los vínculos de amistad entre sus correligionarios. Fue enseñada por Epicuro de Samos, filósofo ateniense del siglo IV a. C.

Fuente Club de la Gastronomía

Sostenbilidad y financiamiento