Hoteles josefinos temen sobreoferta

Sector dejó de percibir unos $2 millones en 2011 por guerra de tarifas; aún así vienen nuevos proyectos

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes
  • Gráficos
  • /negocios/hoteles-San_Jose_ELFCHA20130301_0002_5.jpg
    326x204
    Crecimiento en el número de cuartos
    / 03 MAR 2013

index

La tarifa promedio de una habitación doble estándar en el pequeño hotel capitalino de tres estrellas, Rincón de San José, pasó de ser $52,5 en 2011 a $49 en 2013.

Jos de Haan, propietario del inmueble, reportó, además, una baja de 16 puntos porcentuales en ocupación durante el mismo periodo.

Una situación similar atraviesa otros centros ubicados en el centro de San José como Balmoral, cuya ocupación ha disminuido en 15%, según reconoció el gerente del negocio, Giovanni Graziano.

“Atribuimos el descenso a la crisis económica en Estados Unidos y Europa, y al aumento en la oferta hotelera capitalina”, explicó Graziano.

La situación anterior ha provocado una guerra de tarifas entre estas empresas que, según la Cámara de Hoteles del Centro de San José, desembocó en una reducción de la tarifa promedio por noche de $5 entre 2010 y 2011.

Al multiplicar esa cantidad por las 1.276 habitaciones que la zona registraba hace un año, se deduce que el sector dejó de percibir $6.380 por día, es decir, más de $2,3 millones al año.

Aunque los cálculos del 2012 aún no han sido realizados, Roberto Guzmán, director ejecutivo de la Cámara, adelantó que los resultados podrían ser muy similares, pues la demanda no creció.

El panorama fue mucho más grave en algunos casos, ya que hoteles como Parque del Lago (40 cuartos), Britania (15 habitaciones), City One (48 cuartos) y Clarion (82 habitaciones) cerraron operaciones del 2010 a la fecha.

Ana Gabriela Alfaro, propietaria de Parque de Lago, el cual salió del mercado el año pasado, dijo que la baja en tarifas y las prácticas de competencia incorrectas la llevaron a tomar esa decisión.

“Costa Rica desarrolló su atractivo a partir del ingenio de los pequeños hoteleros, pero al ingresar de manera desproporcionada jugadores de diferente tamaño se produce gran fricción en precios y características del modelo original”, explicó Alfaro.

Entretanto, con el fin de atenuar la situación, la Cámara trabaja al lado de la Municipalidad y el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) para generar productos que atraigan a más turistas al centro de la capital.

Nuevo panorama

El centro de San José y la provincia en general parece estar viviendo un cambio en el perfil de sus hoteles.

Mientras proyectos como Aurola, Presidente y la gran mayoría del centro capitalino son negocios familiares, la presencia de franquicia hoteleras internacionales va en aumento.

Park Inn (de 130 habitaciones) es el más reciente en llegar al cantón central y Hilton Garden Inn (de 118 cuartos) ya anunció su operación en Sabana para el segundo trimestre del 2015.

A ello hay que agregarle el auge que vive la zona oeste con la reciente apertura del Wyndham Garden en Escazú (111 habitaciones) en noviembre pasado y la llegada del Sonesta (171 cuartos), contiguo a Multiplaza, programada para los próximos meses.

Real Intercontinental, Courtyard Marriot, Holiday Inn y Residence Inn by Marriott competirán con los nuevos desarrollos, todos localizados en cuestión de un kilómetro en la Ruta 27.

Según datos del ICT, en todo San José se registran 7.637 habitaciones, número que aumentó cerca del 7% con respecto al 2010, pero está lejos del 14,5% al compararlo con 2007.

“No sé qué información manejan los inversionistas que vienen a la provincia con millonarios proyectos, porque la demanda no está aumentado”, expresó Roberto Guzmán, de la Cámara de Hoteles de San José centro.

Para Alberto Orlich, director de Kirebe, desarrolladora a cargo de la edificación del Wyndham Garden, aunque el mercado es dinámico, es cierto que la llegada de nuevos hoteles ha desestabilizado el crecimiento.

Empero, califica el movimiento de normal y considera que los sectores público y privado deberían enfocarse en hacer crecer la demanda antes de pensar en nuevas inversiones.

En San José centro, circulan diariamente unos 3.000 turistas, de acuerdo con un estudio elaborado por Eduardo Mora, investigador de la Universidad Nacional, y presentado en junio anterior.

Más retos

Gustavo Araya, presidente de la Cámara Costarricense de Hoteles (CCH), presentó hace poco un estudio ante la Asamblea Legislativa con el fin de llamar la atención sobre la situación que enfrenta el sector.

Según sus datos, el número de turistas que ingresa al país por el Aeropuerto Internacional Juan Santamaría cubre únicamente el 51% de la oferta hotelera de San José, sin incluir la competencia desleal.

El aumento de llegadas a través del aeropuerto de Liberia ha socavado dicha cifra.

A lo anterior se le une la presencia de condominios que ilegalmente se han transformado en cuartos de hotel a lo largo de todo el país.

La CCH estima que, antes de la crisis económica del 2009, se construyeron unos 8.000, principalmente en zonas costeras, lo cual los convierte hoy en habitaciones excedentes que no cuentan con patentes de funcionamiento ni aportan a la Caja Costarricense de Seguro Social.

Lo anterior podría explicar por qué el ingreso de turistas creció un 5% el año pasado, pero la ocupación hotelera se mantuvo al mismo nivel del 2011 (57,3%).

Otra de las quejas constantes del sector tiene que ver con el tipo de cambio, pues los gastos en colones crecen mientras que los ingresos en dólares disminuyen.

Estrategias para sobrevivir

Alianzas estratégicas con tour operadores y agencias de viajes, la mejora de servicios y el aumento en ventas de paquetes individuales son algunas de las tácticas que utilizan los pequeños hoteles josefinos para sobrevivir.

En el caso de los más grandes, como Hotel Presidente, las tarifas no se han bajado debido a que se apostó por mejoras en las instalaciones y se diversificó el uso de estas para aumentar los ingresos por concepto de bienes raíces.

Al mismo tiempo, la Cámara de Hoteles del Centro de San José se enfoca en desarrollar un producto turístico para este 2013 con miras a aumentar la demanda y cambiar la imagen de San José.

La apertura del nuevo Centro de Convenciones del país, en Belén de Heredia, da esperanza al sector de que el flujo aumente.

Producto josefino

En lugar de enfocarse únicamente en la guerra de tarifas, la Cámara de Hoteles del Centro de San José, dedica su tiempo a desarrollar iniciativas que hagan de la capital un destino atractivo.

Nuevo proyecto: Aunque los detalles serán revelados hasta en marzo, Roberto Guzmán adelantó que el proyecto es coordinado con la Municipalidad de San José y tiene el apoyo del ICT. Buscará dotar a la ciudad de un elemento distintivo relacionado con la historia de la capital para venderse como producto.

Centro de Convenciones: Para muchos, es la salvación de los hoteles de la ciudad y del Valle Central en general. El proyecto constará de 15.000 m², tendrá capacidad para 10.000 personas y operará desde el 2014 en Barreal de Heredia.

Fuente Roberto Guzmán y Archivo EF.

Sostenbilidad y financiamiento