Puntos estratégicos para exportaciones, mano de obra y aceptación comunitaria favorecen a firmas

Por: Evelyn Fernández Mora 6 septiembre, 2015
 Firestone Industrial Products se ubica en Turrialba desde el 2009 y ha obtenido los resultados esperados en crecimiento productivo hasta el momento.
Firestone Industrial Products se ubica en Turrialba desde el 2009 y ha obtenido los resultados esperados en crecimiento productivo hasta el momento.

En 2009, Bridgestone decidió invertir $20 millones en su división Firestone Industrial Products, en Turrialba, para producir compensadores de aire para vehículos y suspensión industrial.

Seis años después, la firma ha cumplido la expectativa que la impulsó a llegar a la zona, logrando un buen desempeño a nivel de producción y un recurso humano con un alto nivel de compromiso, aseguró el gerente de Relaciones Institucionales, Roy Rojas.

Esta planta pasó de producir 300 unidades diarias en 2009 a 3.000 en la actualidad y ha invertido $7 millones más en su operación durante ese periodo. Cuenta con 196 proveedores más que cuando empezó y elevó de 90 a 175 su cantidad de colaboradores.

La ubicación estratégica con respecto a San José, la cercanía con Puerto Limón (desde donde exporta el 100% de su mercadería), la disponibilidad de mano de obra y la oportunidad de trabajar bajo el Régimen de Zonas Francas (RZF) son otros puntos que Rojas considera como ventajas de Turrialba.

Este cantón y otros cinco fueron identificados como ciudades potenciales para recibir inversión extranjera, según un nuevo estudio de Cinde.

En esa categoría también está Orotina.

Por ejemplo, la cercanía con Puerto Caldera y el RZF es fundamental para la producción y exportaciones del Grupo Bekaert, que llegó a este cantón hace un año a instalar una nueva planta de fibras de acero.

Esta compañía tiene el 73% de las acciones de BIA Alambres Costa Rica S.A. y de Bekaert Costa Rica (nombre de la reciente planta) y ArcelorMittal tiene el 23% de ambas.

Para Simón Pineda, gerente general de Centroamérica y Caribe, la modernización y el servicio que está brindando puerto Caldera es fundamental, porque el 99,9% de su producción se exporta y ahora Costa Rica es la base para Centroamérica y Caribe.

“Se están cumpliendo las expectativas de producción y hemos seguido invirtiendo. Esperamos llegar a $2 millones al cierre del 2015, adicionales a los $20 millones iniciales que invertimos en la planta nueva”, dijo Pineda.

Agregó que, en un año, el crecimiento a nivel volumen de la planta de alambres fue de un 30%; y en la planta de fibra de acero están produciendo 14.000 toneladas anuales.

No obstante, tanto Firestone como Bekaert coinciden en que les costó encontrar personal profesional requerido por sus industrias en las zonas.

Mencionaron como otra oportunidad de mejora, que los costos de energía siguen siendo altos en relación con otros países.

infografia
Emergentes

Tanto Turrialba como Orotina, son dos de las ciudades potenciales de inversión en las regiones Atlántica y Pacífico Central, identificadas junto con Pacífico Norte como zonas emergentes en el estudio “Nuevas oportunidades de inversión en ciudades emergentes en Costa Rica” , de la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (Cinde).

La primera fase del análisis identifica estas tres regiones con seis cantones como puntos claves de inversión y 21 ciudades más consideradas zonas de influencia.

Cinde trabaja en la segunda etapa de este estudio en el que clasificaron a la Zona Norte y la Zona Sur como emergentes.

En ese caso, se define a San Carlos y Pérez Zeledón como puntos de inversión, respectivamente, y a Los Chiles, Guatuso, Zarcero, Sarapiquí, Buenos Aries, Dota, Aguirre y Osa como las áreas de influencia.

En este momento, hay 311 firmas que operan con el Régimen de Zonas Francas (RZF) y 43 que se encuentran fuera de la Gran Área Metropolitana Ampliada (GAMA, desde Paraíso de Cartago hasta San Ramón de Alajuela). Un 90% de las que están bajo RZF son multinacionales.

Por ejemplo, en las áreas emergentes, hay 13 multinacionales activas, de las cuales 9 pertenecen al sector de manufactura liviana y 3 al de agricultura, acuicultura y procesamiento alimentario de valor agregado.

Además, a corto plazo, se instalará una empresa de tecnologías limpias en Liberia, que será procesadora de plantas para biocombustibles y un proyecto IQF de vegetales, informó Cinde. .

En el 2014, de los 39 proyectos atraídos por Cinde (que sumaron $474 millones en inversión), $182 millones correspondió a siete inversiones de empresas instaladas en alguna zona remota.

Las empresas de tecnologías limpias, manufactura liviana y agricultura, acuicultura y procesamiento alimentario de valor agregado son las que tienen mayor potencial para invertir en las ciuidades emergentes.

Se suman las de investigación y desarrollo (I&D), transporte, logística y servicios y mantenimiento, reparación y overhaul (MRO).

Jorge Sequeira, director general de Cinde, destacó que la modernización de puerto Limón es clave en la atracción de inversión de las ciudades emergentes.

Etiquetado como: