8 de cada 10 adolescentes visitan restaurantes de comida rápida al menos una vez al mes

Por: Evelyn Fernández Mora 20 noviembre, 2014
Para los jóvenes la comida rápida es accesible, pero también ofrece un componente social importante.
Para los jóvenes la comida rápida es accesible, pero también ofrece un componente social importante.

Los jóvenes entre 12 y 17 años destinan la mayor cantidad del dinero que manejan a diario en alimentación, según lo dio a conocer la encuesta de Unimer sobre consumo adolescente.

Según el estudio titulado "Lo que usted no conoce del consumo adolescente" –realizado a 400 mujeres y hombres entre esas edades en la Gran Área Metropolitana– este sector de la población recibe en promedio ¢8.541 en una semana típica y un 54,2% aseguró que lo usa para comprar comida dentro o fuera del colegio, como bebidas, snacks salados y dulces.

Los centros comerciales son muy atractivos para los jóvenes como sitios para comer y compartir con los amigos fuera del colegio, ya que según los consultados se trata de lugares que concentran mucho entretenimiento a bajo costo. Tres cada cada cuatro visitan estos complejos al menos una vez al mes.

Los restaurantes de comida rápida son muy concurridos por esta población, pues 8 de cada 10 visita uno al menos una vez al mes, porque los consideran accesible desde el punto de vista económico y, además, ofrece un componente social importante, que es el poder consumirla en compañía de amigos y en un ambiente relajado.

En menor proporción, los jóvenes utilizan su plata para pequeños gastos escolares como sacar fotocopias o comprar materiales (10,7%), en transporte o pasajes (10,1%), en recargas de celular (9,3%) y en adquirir accesorios personales (4,3%).

Un 92% de adolescentes obtiene dinero por demanda, por la que le piden a sus padres o cada vez que necesita para sus gastos, y un 52% adquiere plata administrable, es decir, que proviene de mesada, becas o pensiones.

¿Ahorran?

La encuesta de Unimer refleja que la mayoría de jóvenes no ahorra (54%) y los que lo hacen tienen como principal fuente el dinero que proviene de ocasiones especiales o de la mesada que reciben.

La mayoría de quienes ahorran tarda entre 1 y 3 meses para completar su ahorro, y lo hacen con el fin de comprar artículos grandes como ropa y zapatos. Una cantidad similar (24%) utiliza sus ahorros para adquirir productos personales o para el colegio y para comprar tecnología.