Empresa pasó de 130 a 400 colaboradores en Costa Rica y afianzó una red de distribución en América, Europa y Asia

Por: Jéssica I. Montero Soto 1 diciembre
Juan José Chacón fue galardonado como el Empresario del Año 2017 por El Financiero. La compañia Establishment Labs elabora implantes de silicón y otros productos y servicios de tecnología médica. Foto: Albert Marín.
Juan José Chacón fue galardonado como el Empresario del Año 2017 por El Financiero. La compañia Establishment Labs elabora implantes de silicón y otros productos y servicios de tecnología médica. Foto: Albert Marín.

Establishment Labs quiere liderar la conversación sobre cirugía de aumento y reconstrucción de mamas, y por eso, en 2017, apostó por un crecimiento acelerado, o como lo define su CEO, un “cambio de magnitud”.

Juan José Chacón, fundador y líder de la empresa, asegura que este año se convirtieron en una operación global y están trabajando de aumentar su presencia en los mercados más importantes del mundo.

Una ronda de inversión en setiembre levantó más de $50 millones para su proyecto, capital que han utilizado en contrataciones, en el aumento de su plataforma de productos y servicios, y en el desarrollo de un canal de distribución con presencia directa en mercados clave.

En paralelo, la empresa de origen costarricense trabaja en el ingreso de su marca Motiva Implants y la plataforma que la acompaña a Estados Unidos, un proceso que comenzará en 2018 y tomará al menos tres años.

Esta serie de acciones estratégicas son las razones por las que EF designó a Juan José Chacón como Empresario del Año 2017.

Una idea compartida

Costa Rica ha demostrado capacidad instalada y humana para replicar procesos especializados y con altos estándares de calidad. Marcas globales, por ejemplo, de dispositivos médicos, ponen en manos costarricenses los componentes clave de sus negocios.

Pero Establishment Labs asegura que el país está para más y pone su caso como prueba.

“Costa Rica puede hoy, ya, con el recurso humano que tiene, imaginarse cosas mayores e ir a otros países a buscar componentes y crear aquí las ideas y transformarlas en productos, en patentes”, enfatizó Chacón.

Para él, la definición del país como “mano de obra calificada” debe dar paso a iniciativas propias, de innovación y que, desde el principio, contemplen el crecimiento global como un objetivo, más que una posibilidad.

La producción de los implantes debe hacerse en ambiente libre de contaminación y sigue protocolos internacionales certificados. FOTO: Jorge Andrés Arce.
La producción de los implantes debe hacerse en ambiente libre de contaminación y sigue protocolos internacionales certificados. FOTO: Jorge Andrés Arce.

En su caso, afirma que el reto del inicio fue compartir la idea con el equipo, hacerles entender el alcance del proyecto.

“No queríamos poner una empresita o hacer un cambiecito a la tecnología, sino que estabámos realmente con un objetivo de transformar toda una industria. Ahora estamos en una etapa de disrupción, en la cual muchos de los proyectos nuevos crean nuevos mercados y hacen productos que nunca han existido”, afirmó el CEO.

Con los colaboradores lo lograron, pero con los intermediarios financieros y capital ángel del país, no. El capital levantado proviene de afuera.

Pero, ¿qué es lo que hacen?

En resumen, la empresa está en el campo de la tecnología médica, dedicada a la innovación de productos y servicios para cirugía plástica, específicamente para cirugía estética de mamas y cirugía reconstructiva de mamas.

Es decir, hacen muchas cosas que pueden parecer poco conectadas pero que construyen una plataforma de productos y servicios alrededor de una industria.

El negocio de Establisment Labs se sostiene sobre cuatro pilares:

-Innovación y desarrollo en implantes de silicón: van por la cuarta generación de productos.

-Tecnología 3D para planificación de cirugías de aumento y reconstrucción de mamas: permite ver resultados pre y post operatorios y da una herramienta de comunicación entre doctor y paciente.

-Medicina regenerativa con células grasas y células grases enriquecidas: tratamientos avanzados para diferentes problemas de salud.

-Producción de microtranspondedores para medicina predictiva: son un tipo de microchips que funcionan como biosensores y van dentro de los implantes.

El negocio implica también estrategias de relaciones públicas y promoción que se separen del abordaje tradicional de los implantes. Por ejemplo, en Rusia organizan un torneo de ajedrez, y en España respaldan un torneo de polo dedicado a una histórica jugadora fallecida por cáncer de mama.

El crecimiento en Europa hizo que este año vieran mejores resultados en Francia, pero buscarán mayor presencia en Dinamarca, Noruega, Islandia y Reino Unido, donde ya tienen distribuidores directos.

En América Latina, el mayor potencial lo tiene Brasil, el segundo mercado más grande para implantes de silicón en el mundo, solo superado por Estados Unidos.

En Sao Paulo, a partir de este año, Establisment Labs cuenta con un equipo de 40 personas, que lideran una red de ventas en todo el país.

En Estados Unidos, todo está listo para comenzar estudios clínicos en 2018, aunque antes tendrán que volver a recurrir a los inversionistas, pues los costos de estas pruebas suman millones de dólares.

“La cantidad de países donde se está ampliando nuestra participación directa es más grande de lo que habíamos imaginado, y seguirá por ese camino, pues vemos oportunidades, tenemos muy buenos compañeros de ruta y entonces le hemos pedido a algunos distribuidores que colaboremos de una forma más amplia”, dijo Chacón.

A estos mercados entran con los implantes y también con los centros de imágenes, de los cuáles ya hay 40 operando, incluidos dos en Costa Rica. En los primeros meses de 2017 tenían la meta de alcanzar 150 aperturas en diferentes partes del mundo, en los próximos años. Ahora ese objetivo subió a 1.000.

Establishment Labs se ubica en la zona franca El Coyol, en Alajuela. En setiembre inauguró su segundo edificio, con área de producción. Foto: Albert Marín.
Establishment Labs se ubica en la zona franca El Coyol, en Alajuela. En setiembre inauguró su segundo edificio, con área de producción. Foto: Albert Marín.
Visión de largo plazo

Chacón vive en medio de cirujanos plásticos desde que nació: sus padres primero, y luego su hermano, han liderado una clínica con esta especialidad. Él nunca sintió la vocación para ejercer la medicina como profesión, pero sí como oportunidad.

“Vengo de una familia en la cual la medicina, y en particular la cirugía plástica, se vive en el día a día. Entonces en realidad era como natural ver oportunidades e identificar ineficiencias del mercado que uno podía utilizar después”, explicó.

Para darle forma a esas inquietudes, el emprendedor estudió en universidades de tres países sin titularse. Su objetivo era aprender sobre todos los campos que le interesaban, particularmente el de innovación.

“Mi aporte es crear valor: analizo situaciones de mercado, busco ineficiencias, busco oportunidades, trato de ligar esas observaciones mías con potenciales proyectos que se convierten en productos o servicios que eventualmente vayan alrededor de la paciente. Si esa paciente ve ese valor, entonces todos los que están en el intermedio van a seguirnos por ese camino”, resumió Chacón.

De sus prácticas familiares relacionadas con la medicina conserva la de ver procedimientos quirúrgicos, aunque ahora se concentra en los que utilizan sus productos. Y solicita que todos sus colaboradores los observen también.

“Realmente el compromiso es exponencial y por eso es que aquí toda la gente lo tiene claro. Casi los obligamos a ver cirugías para que comprendan realmente de qué se trata. Así no hay una disociación entre el proyecto, el producto y el usuario. De esa manera tenemos una mayor responsabilidad con el usuario y podemos desarrollar mejores ideas para transformar esta industria”, subrayó.

  • Nombre: Juan José Chacón Quirós
  • Edad: 45 años
  • Grado académico: Bachiller en Educación Media.