La empresa invirtió más de $1,5 millones en el nuevo restaurante que destaca por su diseño y la puesta en marca de un play digital para los niños

Por: Cristina Fallas Villalobos 1 septiembre, 2015
KFC abrió su restaurante 32 en Tibás.
KFC abrió su restaurante 32 en Tibás.

La cadena de comida rápida KFC anunció que el próximo 3 de setiembre abrirá su local número 33 en San Rafael Abajo de Desamparados, posicionándose así como una de las marcas del segmento con más presencia en el territorio nacional.

El restaurante, en el que se invirtió más de $1,5 millones, tiene 360 m² de construcción y está ubicado un terreno de 2.000 m², diagonal al centro comercial Los Higuerones. Su apertura generará 35 empleos directos.

"Llegar a Desamparados significa mucho para la compañía, no solo por el excelente tráfico que existe en la zona en donde se ubica el local, si no porque nos permite satisfacer los gustos de los amantes del pollo con la variedad, sabor y calidad que ofrece KFC en cada uno de nuestros productos", mencionó Isidro Perera, gerente general de KFC.

El nuevo restaurante fue diseñado bajo el modelo que emplea recientemente KFC a nivel mundial llamado In Store Prepared (ISP) que pretende dar una imagen más fresca, actual y acogedora. Asimismo, cuenta con auto servicio, pantallas planas y sistema de Wifi.

También destaca la puesta en marca de un play digital para los niños. "Es único en el país y es dirigido a niños con edades entre los 3 y 8 años. El objetivo de este play digital es poner al alcance de los niños la tecnología y que aprendan al mismo tiempo que se divierten", destacó el gerente.

La apertura de este local posiciona a la marca como una de las cadenas de comida rápida con más restaurantes en el país, compartiendo los primeros lugares con firmas como McDonald's (con más de 80 establecimientos), Subway (60), Taco Bell (33) y Quiznos (28).

Asimismo, estas empresas muestran tener ansias de crecimiento, por ejemplo, Taco Bell anunció en junio pasado la apertura de cuatro locales en Cartago, Alajuela, Desamparados y Heredia para lo que invertiría cerca de $500.000 por unidad.

El crecimiento también se presenta en otras firmas con menos locales, entre ellos, Popeyes, que en julio inauguró su sétimo restaurante en Santo Domingo de Heredia para lo que invirtió $350.000.

En febrero de este año, la CEO de la firma, Cherlyn Bachelder, comentó a EF que el plan de la empresa es triplicar la cantidad de locales que tienen en los próximos años, superando los cerca de $4,8 millones que han invertido hasta el momento en el país.

Estos movimientos se dan en un momento en el que se considera existe una sobreoferta en el sector gastronómico nacional, la cual propició la salida de diversas marcas, entre ellas Wendy's.

"Nuestra población no crece exponencialmente y hay una situación económica un poquito complicada. Es decir, el mismo queque se lo reparten entre más empresas por lo que al final del día les queda una borona; algunos van a morir de hambre y otros se quedarán con una mayor porción del pastel", manifestó Jorge Figueroa, presidente de la Cámara Costarricense de Restaurantes (Cacore) a EF en enero pasado.