Por: Eugenia Soto Morales 15 noviembre, 2014
El Financiero | Archivo
El Financiero | Archivo

Leonora Jiménez supo construir una vida del otro lado de los flashes.

La modelo de alta costura ensanchó el angosto sendero de la pasarela y hoy trabaja en “un grupo editorial que tiene tres revistas, un salón de belleza, un spa, una tienda de ropa, el Fashion Week , una productora especializada en eventos de marcas de moda y un par de proyectos en proceso”, según enumeró.

Entre estos proyectos destaca el Fashion Week, el cuál dirige con el objetivo de brindar nuevos espacios para los profesionales que se dedican a la moda, desde diseñadores hasta productores.

La actividad ha permitido resposicionar el diseño local y promueve el consumo de los productos textiles de fabricación local.

“Básicamente el producto Fashion Week nació cuando mis socios y yo nos hicimos la pregunta: ¿y por qué en Costa Rica no?”, aseguró Jiménez.

Este es un proyecto que crece. Este diciembre se realizará el Fashion Week en Guanacaste, una edición regional de la actividad josefina.

También crecen los retos, especialmente el de proveer una plataforma comercial sólida para que los diseñadores puedan vender sus productos en volúmenes lo suficientemente grandes como para atraer la atención tanto gubernamental como de la inversión privada.

Además, Jiménez busca maneras de ampliar la influencia del evento para que su impacto se acerque más al que tienen acontecimientos similares organizados urbes como Nueva York. Ya ha tenido acercamientos con la Municipalidad de San José, pero este sigue siendo un proyecto a mediano plazo.

Una de meta pendiente que impulsa a esta empresaria que no ha tenido temor a reinventarse.