Precios de modelos van desde los $17.000 en su versión de cilindrada más pequeña, hasta los $40.000 en su tope de línea

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 16 abril, 2014
La marca de motocicletas MV Augusta proyecta vender 28 unidades en su primer año en Costa Rica.
La marca de motocicletas MV Augusta proyecta vender 28 unidades en su primer año en Costa Rica.

El auge del segmento de motociletas de lujo hizo que la empresa tica Italica Motor decidiera traer al país la marca MV Augusta, cuya primera sala de exhibición se inauguró la semana pasada en el local #111 del centro Avenida Escazú.

De acuerdo con Eric Vincent, gerente de la firma, para lograr la apertura se debió invertir más de $200.000, tanto en el local como en el inventario de automotores.

La expectativa es colocar unas 28 unidades en el mercado durante el primer año de operación. Los precios inician en los $17.000 en su versión de cilindrada más pequeña, hasta los $40.000 en su tope de línea.

Según el gerente, ya se está evaluando la apertura de un segundo punto de venta en el sector de Lindora, acompañado de un taller de servicio.

"Identificamos que el mercado de motocicletas en el país se estaba dividiendo en dos segmentos muy definidos. Un segmento con una amplia oferta de motocicletas de bajo costo, y otro que aprecia las motocicletas más que su función como medio de transporte", comentó Vincent.

Italia Motor detectó que el campo de mayor auge y cuota de mercado es de lujo, también llamado, aspiracional.

En el 2015 MV Agusta lanzará al mercado el modelo Turismo Veloce, una motocicleta de características de doble propósito que se espera duplicará las ventas de la marca en el país.

MV Augusta se enfrentará a otras marcas de motociletas de lujo como BMW.

Durante el año pasado, la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda registró la importación de 39.475 motos, apenas un 13% menos de lo comprado en el 2008, año previo a la recesión económica mundial y uno de los picos de venta de este mercado.

Luego de una caída de casi el 60% en el 2009, la recuperación ha sido paulatina, pero constante. De hecho, en los últimos 36 meses, ese número se ha incrementado a un ritmo del 30% anual.