Grupo de inversionistas destinará cerca de $13 millones para la primera etapa del parque Vulcano

Por: César Augusto Brenes Quirós y Sergio Morales Chavarría 15 junio, 2014
 El parque acuático Vulcano contará con una tecnología especial para prepagar alimentos y otros servicios en la entrada del complejo, y luego obtener el producto deseado mediante un brazalete que servirá como medio de pago.
El parque acuático Vulcano contará con una tecnología especial para prepagar alimentos y otros servicios en la entrada del complejo, y luego obtener el producto deseado mediante un brazalete que servirá como medio de pago.

Un centro de entretenimiento acuático de primer mundo es lo que promete crear y operar la empresa Desarrollos Orinoco, en un terreno de 60.000 metros cuadrados ubicado en Turrúcares de Alajuela, sobre la Ruta 27.

Parque Acuático Vulcano es el nombre del proyecto que tiene cuatro años en planeamiento y que, solo en su primera etapa, requerirá una inversión superior a los $13 millones.

Así lo confirmó a EF el venezolano Coromoto Bustillos, uno de los socios mayoritarios de la empresa, que está conformada por otros inversionistas de Venezuela, Costa Rica, México, Canadá e Inglaterra.

El proyecto ya obtuvo los permisos de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (Setena) y está a la espera del visto bueno municipal. La expectativa es comenzar la construcción a finales de este año y que esté operando 12 meses después.

El diseño, a cargo del arquitecto tico Minor Arburola –también socio del parque–, ya fue completado y el 90% de las atracciones están adquiridas.

La primera etapa constará de 35.000 m² desarrollados con dos torres de cuatro toboganes cada una, un río lento de 500 metros de longitud, dos canchas de fútbol playa, área para niños (1.000 m²), food court , servicios adicionales (enfermería, casilleros, etc.) y estación de tren, entre otros.

Empero, parece que Vulcano no es el único proyecto de este tipo en preparación. Water Kingdom Park Bagaces es un complejo acuático que se anunció hace unos tres años, pero que aún no despega por falta de financiamiento.

De acuerdo con su sitio web, la obra se edificaría en un terreno de 220.000 m² y podría recibir hasta a 10.000 personas por día en la zona de Bagaces, Guanacaste. Cuando se anunció, se dijo que su costo superaría los $10 millones.

EF envió consultas a Jorge Jiménez, socio impulsor del centro, pero al cierre de edición no se obtuvo respuesta.

En el Instituto Costarricense de Turismo (ICT) no se registran parques acuáticos con declaratoria turística.

Sin embargo, en Orotina de Alajuela opera el parque acuático Villas Fantasía, el cual combina sus atracciones con un hotel.

“No será un Acuamanía”

Cuando se habla de parques acuáticos en Costa Rica se tiene que mencionar, inevitablemente, al fallido Acuamanía, en Belén de Heredia, que abrió en la década de 1990 y que cerró años después en medio de escándalos por graves problemas financieros.

Con nuevos dueños al mando y con otras aperturas realizadas en varias partes del país, se intentó relanzar el concepto a inicios de la década del 2000 como Waterland, pero tampoco funcionó.

Coromoto Bustillos y Minor Arburola saben de la “mala fama” de estos parques en el país, pero insisten en que los conceptos serán totalmente diferentes.

Incluso, comparan a Vulcano con parques acuáticos localizados en Orlando, Estados Unidos.

Un elemento diferenciador es que el centro no cobrará membrecía, sino una cuota fija por persona que rondaría los $10.

La experiencia en el manejo de parques acuáticos es el principal punto a favor del grupo de inversionistas.

Bustillos y sus dos hermanos, Edgar y Enrique, también participantes del proyecto, cuentan con más de 13 años en el desarrollo y administración de estos centros, pues crearon Parque El Agua en Isla Margarita, Venezuela, uno de los pioneros de se país, el cual recibe a más de 2.000 personas por día.

Otro de los socios, el mexicano Javier Pérez, está vinculado con una empresa operadora de parques acuáticos en la región, la cual también es fabricante de los juegos de agua que se utilizarán en el complejo.

“Los errores de operación que hemos cometido en el parque de Venezuela nos servirán para optimizar y mejorar el proyecto de Costa Rica”, comentó Bustillos, empresario que desde hace seis años visita Costa Rica para realizar varias inversiones en el sector inmobiliario.

En cuanto al financiamiento, Desarrollos Orinoco está obteniendo el 50% de un fondo de inversión que decidió aportar los recursos e incluso convertirse en socio del proyecto.

Asimismo, el agua se extraerá de un pozo propio y una tecnología que permitirá filtrar y reciclar el líquido.

Más adelante, el plan es incluir una piscina con olas artificiales, un canopy y cambios de atracciones cada tres o cuatro años.

El parque también estará disponible para actividades nocturnas, eventos, cumpleaños y permitirá el uso de atracciones a personas con discapacidad.