Movilec absuelta en acusación por fraude

Denuncia de Ben Q fue sobreseída

  • Facebook (Compartir)
  • Tweetea!
  •  
  • Imágenes

La empresa costarricense Móviles Celulares S.A. (Movilec) –propiedad del Grupo Sasso– salió bien librada de una denuncia por fraude y estafa interpuesta en el 2009 por la transnacional Ben Q Mobile, antigua división de celulares de la taiwanesa BenQ.

El 12 de enero de este año, el Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial decretó en forma oral el sobreseimiento definitivo de esta causa.

La resolución adquirió firmeza luego de que, el 24 de febrero, esa instancia rechazó un recurso de revocatoria presentado por el abogado de Ben Q, Rolando Chacón Hernández.

Así consta en el expediente número 09-001054-0612-PE, del cual EF tiene copia.

En la denuncia sobreseída, BenQ alegaba que Movilec –cuyas operaciones cerraron en el 2007– no le había cancelado 22.300 teléfonos celulares marca BenQ-Siemens enviados por esa multinacional para su comercialización en nuestro país a principios del 2005.

Según BenQ, la supuesta falta de pago le significó a la compañía pérdidas por más de $1,1 millones.

La empresa extranjera alegó también que intentó concretar un arreglo de pago en el 2007 con Alfredo Sasso Pietersz –presidente del Grupo Sasso (Alfredo Sasso R. Hijos, Selecsa e Intelicelsa)–, pero este no lo habría cumplido.

Asimismo, alegó engaño por parte de Sasso, al hacer creer que Movilec estaba respaldada comercialmente en Costa Rica, debido a que supuestamente la firma “resultó no tener bienes a su nombre”.

Mauricio París, abogado de Sasso, comentó que la denuncia contenía omisiones dolosas y trascendentales que, en última instancia, llevaron a desestimar el caso.

¿Por qué no hay delito?

El fiscal auxiliar de la Unidad de Fraudes, Luis Mora Benavides, solicitó el sobreseimiento de la causa, según consta en el expediente mencionado.

Para la Fiscalía, en este caso, el impago de los celulares representa un incumplimiento contractual que debe ser resuelto por otras vías, mas no un delito penal de fraude o estafa.

El razonamiento se fundamenta en que Movilec es descrita como una empresa legalmente constituida, con personería jurídica, cuentas corrientes registradas en diferentes bancos y con experiencia de varios años en el mercado tico.

Es decir, no puede afirmarse que la compañía fue creada con el fin de engañar a Ben Q.

Por otro lado, se concluyó que tampoco se dio una negociación engañosa por parte de Sasso y, por lo tanto, la estafa es inexistente. Lo anterior debido a que Ben Q aceptó voluntariamente la firma del contrato. Allí se estipuló que la negociación se realizó únicamente con Movilec y no con todo el grupo económico Sasso.

Asimismo, en el contrato no se exigió ninguna garantía en caso del no pago de los celulares. Mora Benavides expresa en la solicitud que este tipo de acuerdos debieron establecerse antes de firmado el acuerdo.

Para la Fiscalía, la vía penal no es la forma correcta de solicitar el cumplimiento del pago.

EF intentó contactar por varios medios al representante legal de Ben Q, Rolando Chacón, pero al cierre de esta edición no fue posible.

Pleito Legal

A nivel penal, la disputa BenQ-Movilec finalizó a principios de este 2012.

2002: Movilec S.A. inicia operaciones y distribuye celulares Siemens.

2005: De los 22.300 aparatos vendidos por BenQ a Movilec, según la última, solo pudo vender 149.

2006: BenQ Mobile se declara en insolvencia financiera y busca arreglo de pago de móviles con Movilec

2007: Tras negociaciones infructuosas, Movilec vende los teléfonos y decide cerrar operaciones.

Setiembre, 2009: BenQ Mobile presenta denuncia por estafa en contra de representante de Movilec.

Mayo, 2011: Representante de Movilec declara que no aceptó arreglo porque Movilec también tiene reclamos.

2012: Tribunal Penal desestima la denuncia por estafa.

Fuente Archivo EF.

Sostenbilidad y financiamiento