Empresa selecciona el vehículo usado que necesita comprar el cliente y entrega un reporte de la evaluación del automóvil

Por: Leticia Vindas Quirós 1 octubre, 2013
Los automóviles pasan por una serie de pruebas mecánicas para comprobar su condición.
Los automóviles pasan por una serie de pruebas mecánicas para comprobar su condición.

Los costarricenses que deseen comprar un vehículo usado, pero no saben de materia automotriz, tienen a disposición el servicio que brinda la empresa CertifiCar.

Esta compañía ofrece la posibilidad de localizar varias opciones de vehículos usados con base en los gustos y el presupuesto del cliente.

"Nos ajustamos a la marca que el cliente sugiera, la disponibilidad del mercado y al rango de precio", comentó Alfredo Espinoza, gerente general.

Una vez elegido el ejemplar, se somete el vehículo a una serie de pruebas para determinar su condición y al final brinda una nota de 1 a 100 del estado general del vehículo, así como de cada una de las partes evaluadas.

Esta inspección incluye componentes localizados debajo de la tapa de motor, así como el exterior e interior del vehículo. También se inspecciona el vehículo por su parte de abajo.

Después de esta revisión, el vehículo se colocará en el VCT (o evaluador de características del vehículo), en el que se analizará el estado de la dirección y la suspensión, así como los frenos, las prestaciones del motor, la exactitud de los instrumentos, la eficiencia del sistema de transmisión y el nivel de las emisiones de escape.

A diferencia de la revisión técnica vehicular —que revisa los mínimos de seguridad para que el vehículo circule—, CertifiCar chequea los niveles máximos de los sistemas automotrices.

Si la persona ya tiene un vehículo, igualmente puede someterlo a la revisión que brinda esta empresa. Espinoza comentó que este es el servicio más solicitado.

La revisión tiene un costo de ¢50.000, ya sea en el taller (la más completa) o a domicilio dentro del Gran Área Metropolitana (GAM), que es más sencilla.